lunes, 27 de septiembre de 2021

Argentina exceptúa de cuarentena a los residentes que viajaron por trabajo

Varias aeronaves se encuentran detenidas en el aeropuerto de Buenos Aires, Argentina. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Varias aeronaves en el aeropuerto de Buenos Aires. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Agencia EFE

El Gobierno argentino exceptuará de realizar la cuarentena a los argentinos y residentes vacunados que hubieran viajado al exterior por "razones laborales o comerciales" y al solo efecto de "la reanudación de dichas actividades" en el país sudamericano.

La medida es extensible a los extranjeros no residentes en Argentina autorizados por la Dirección Nacional de Migraciones para desarrollar una actividad laboral o comercial esencial para la que fueron convocados al país.

La decisión administrativa publicada este viernes en el Boletín Oficial determina una serie de requisitos para gozar de la excepción de cumplir la cuarentena.

El primer requisito es que los interesados deberán acreditar un esquema de vacunación completo, con una antelación de por lo menos 21 días a su ingreso al país.

Los pasajeros, adicionalmente a la prueba PCR negativa en origen realizada dentro de las 72 horas previas al embarque y al test de antígenos exigido al ingreso al país, deberán realizarse dos pruebas PCR, una al quinto día y la otra al décimo día, computados desde la realización del primer test, cuyos resultados deberán ser negativos.

El costo de los tests quedará a cargo de la persona que ingrese al país.

La norma agrega que las personas deberán desarrollar sus actividades laborales y/o comerciales "extremando la observancia de las medidas de prevención y cuidado", por el plazo de 10 días computados desde la prueba PCR negativa realizada dentro de las 72 horas previas al embarque.

Asimismo, indica que deberán consignar en la declaración jurada exigida por Migraciones el motivo laboral y/o comercial del viaje y los datos del empleador, el referente de la actividad comercial y/o laboral y adjuntar la documentación respaldatoria.

Para el resto de los viajeros, la obligación es hacerse un test para poder tomar el avión con destino a Argentina, otro al llegar al país y un tercero al séptimo día de ingreso. Además, deberán aislarse durante 10 días, contados desde el testeo realizado en el país de origen.

El Gobierno argentino ha permitido esta excepción en el marco de una flexibilización de algunas restricciones ante un descenso del número de casos desde hace 13 semanas y de cantidad de muertes desde hace 11 semanas, según datos del Ministerio de Salud.

En tanto, mantiene el cierre de fronteras para el turismo extranjero y ha fijado un cupo de ingreso de vuelos para argentinos, residentes y familiares directos de ambos para demorar la circulación predominante de la variante delta.