martes, 28 de mayo de 2024

Argentina|Emocionante celebración en Santos Lugares de la Virgen del Rocío

El pasado domingo 12 de mayo, el santuario Nuestra Señora de Lourdes en Santos Lugares, Tres de Febrero, en Buenos Aires, fue el epicentro de una conmovedora celebración: la 21ª Misa y Procesión de la Virgen del Rocío.

Aunque inicialmente programada para la gruta, las condiciones climáticas inestables obligaron a trasladar la ceremonia al templo superior. A pesar de esto, los fieles llegaron masivamente desde temprano, abarrotando el lugar antes de las 16:00 horas, momento de inicio de la misa.

El coro "Luna y Candela", bajo la dirección de Cecilia Narvarte, y el cuerpo de baile "Luna Rociera", dirigido por Yanina Martínez, se ubicaron estratégicamente cerca del altar. Además, alumnos de la Escuela Yanina Martínez de San Andrés, la Escuela Municipal de Danzas de General San Martín y miembros del Rincón Familiar Andaluz de Capital se sumaron a la emotiva celebración.

La misa fue presidida por el padre Antonio Molina, oriundo de Granada. Entre los asistentes destacaron la presencia del cónsul general de España en Buenos Aires, Fernando García Casas, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y distintas personalidades locales.

Durante la ceremonia religiosa, el coro "Luna y Candela" entonó canciones profundamente emotivas en honor a la Virgen del Rocío.

Tras la bendición del celebrante y las palabras del cónsul en las que invitaba a los asistentes a aprovechar la Ley de Nietos para obtener la ciudadanía española, el intendente agradeció al Centro Andalucía por enriquecer la comunidad de Tres de Febrero y destacó la importancia de esta ley para aquellos que contribuyen al país.

La celebración culminó con un vibrante baile a cargo del grupo "Luna Rociera" y la participación de diversas escuelas de danza y invitados. Una pequeña peregrinación dentro del templo acompañada de sevillanas rocieras continuó la devoción a la Virgen.

Finalmente, en el patio central del santuario, el municipio ofreció chocolate con churros a todos los presentes, cerrando así un día lleno de emoción y fervor, que se ha convertido en un evento muy esperado y disfrutado por toda la comunidad.