domingo, 25 de julio de 2021

Alemania califica a Cuba como zona de alto riesgo e impondrá cuarentena los viajeros que lleguen de ese país

Frankfurt Am Main (Germany), 23/06/2020.- An aircraft from German carrier Lufthansa lands at the international airport in Frankfurt am Main, Germany, 23 June 2020. According to media reports, the German government and Lufthansa have reached an agreement on a bailout rescue package. On 25 June 2020 Lufthansa will hold its Annual General Meeting. (Alemania) EFE/EPA/RONALD WITTEK
Archivo. Un avión de Lufthansa aterrizando en Frankfurt. EFE/EPA/RONALD WITTEK

Agencia EFE

Las autoridades alemanas han recalificado a Cuba como zona de alto riesgo por el nivel de incidencia de coronavirus, lo que implicará que los viajeros procedentes de ese país quedarán en cuarentena por diez días.

La lista actualizada del Instituto Robert Koch de virología (RKI), competente en la materia en Alemania, incluye en esta calificación a la isla caribeña, así como a Indonesia y Libia.

Entre las zonas de riesgo simple, una clasificación menor con pocos efectos prácticos para los viajeros, incorpora a Grecia, Holanda y parte de Dinamarca.

En esa misma categoría, como zona de riesgo simple, está incluida desde la semana pasada toda España, tanto el territorio peninsular como los archipiélagos de las islas Baleares y Canarias.

La norma general para ingresar en Alemania es que todo viajero que haya estado en los últimos diez días en una zona de riesgo, de alta incidencia o en una zona de dominio de las variantes más agresivas de la covid-19 tienen que registrarse digitalmente antes de su llegada al país.

Para las personas provenientes de zonas de dichas variantes hay una prohibición de ingresar a Alemania, de la que están exentos ciudadanos alemanes, así como residentes en Alemania y sus familias.

Los viajeros procedentes de una zona de riesgo simple o de alta incidencia deben presentar un test, un certificado de que se ha recibido la pauta completa de la vacuna o de que se ha superado la enfermedad.

Solo los de alta incidencia quedan en cuarenta por diez días, que se puede acortar a cinco con un test negativo realizado al quinto día.