domingo, 03 de marzo de 2024

La alcaldesa española de París dice adiós a Twitter porque "es un arma de destrucción masiva de nuestras democracias"

Anne Hidalgo, alcaldesa de París, en una imagen de archivo. (EP)
Anne Hidalgo, alcaldesa de París, en una imagen de archivo. (EP)

La alcaldesa de París, la española Anne Hidalgo, deja Twitter porque se ha convertido en un "arma de destrucción masiva de nuestras democracias".

En un artículo publicado en el diario francés Le Monde, explicó que llegó a la red social en 2009 y que al principio Twitter era "una herramienta revolucionaria" pero ahora mismo "esta plataforma actúan de forma deliberada para exacerbar las tensiones y los conflictos".

Captura de pantalla 2023-11-28 a las 0.14.44 (1)

La socialista Anne Hidalgo, nació en España pero creció y se formó en Francia. Su vida está marcada por su infancia en una familia andaluza republicana y modesta. Hidalgo se convirtió en poco tiempo en un ícono político en la ciudad de la luz.

Nacida como Ana María Hidalgo Aleu, en San Fernando (Cádiz) en 1959, su familia se trasladó a Lyon cuando ella tenía apenas dos años, escapando de la dictadura franquista en España. A pesar de haber crecido en un hogar donde el español era la lengua principal, la joven Anne supo aprovechar las oportunidades que ofrecía el sistema de promoción social francés.

Su incursión en la política comenzó como inspectora de trabajo, y rápidamente escaló posiciones al unirse al gabinete de la ministra socialista Martine Aubry, conocida por implementar la semana laboral de 35 horas en Francia. Hidalgo, desde entonces, se ha labrado un camino en la política municipal parisina, asumiendo roles clave en áreas como la igualdad de género y el urbanismo bajo la alcaldía de Bertrand Delanoe.

Sin embargo, el punto cumbre de su carrera llegó en 2014 cuando se convirtió en la primera alcaldesa de París, un hito histórico en la ciudad. Durante su mandato, ha sido reconocida por medidas audaces enfocadas hacía la sostenibilidad y la lucha contra la contaminación, incluyendo la reducción del tráfico, la promoción de la movilidad sostenible y la implementación de límites de velocidad más bajos en las calles parisinas.

El camino de Anne Hidalgo, desde sus humildes inicios en España hasta su ascenso político en París, es un testimonio de determinación y perseverancia.