lunes, 16 de mayo de 2022

Riki se va del Dépor: 'A nivel mental no estaba preparado para seguir'

Iván Sánchez 'Riki', delantero del Deportivo, ha puesto hoy fin a siete temporadas de vinculación con el club coruñés, con el que acaba contrato el 30 de junio, y ha asegurado que 'a nivel mental no estaba preparado para seguir'. 'A nivel mental no estaba preparado para seguir en el Deportivo. Había tomado hace tiempo la decisión y se acabó', comentó en la rueda de prensa que convocó en el estadio de Riazor para despedirse de la entidad blanquiazul, a la que se incorporó en el año 2006 procedente del Getafe, al que el Deportivo abonó la cláusula de rescisión.

Riki, que en el anterior descenso de categoría, en el año 2011, fue el primero en comprometerse para regresar con el equipo a la Liga BBVA, esta vez ha decidido desvincularse tras haber vuelto a la categoría de plata con el Deportivo.

'Han sido tres años complicados. A nivel de exigencia mental hemos sufrido bastante y necesito un cambio de aires. Me voy triste, apenado por la situación del equipo. Mi ilusión era dejarlo en Primera, lo intenté hasta el final, pero las cosas no salen como uno quiere', indicó antes de emocionarse.

'En el tiempo que he estado aquí he dado lo máximo de mí y creo que me puedo ir con la cabeza alta y con la conciencia tranquila. Siempre voy a llevar al Deportivo en el corazón y es una decisión muy difícil', agregó con lágrimas en los ojos.

El delantero insistió en que su decisión estaba tomada antes del descenso: 'Desde diciembre, cuando el equipo entró en concurso, no volvimos a hablar y se quedó ahí estancada la negociación'.

Al Deportivo, Riki le deseó que vuelva 'pronto' a Primera División, consideró al técnico Fernando Vázquez 'capacitado' para sacar el proyecto adelante y expresó su confianza en que el 'club se mueva bien ahora' en el mercado.

'Es una decisión difícil, pero creo que la más acertada', sentenció el atacante, que se queda con el ascenso a Primera y el nacimiento de su hija en A Coruña como mejores recuerdos de sus siete años en Galicia.