Miércoles, 19 de Junio de 2019

El PSOE se hace fuerte en la Comunitat Valenciana y amplía su poder local

El candidato de Compromis a la alcaldía de Valencia, Joan Ribó junto a la vicepresidenta de la Generalitat en funciones, Mónica Oltra EFE/Biel Aliño
El candidato de Compromis a la alcaldía de Valencia, Joan Ribó junto a la vicepresidenta de la Generalitat en funciones, Mónica Oltra EFE/Biel Aliño

Lola Benlloch - Valencia - EFE.-

El PSOE ha ampliado este 26 de mayo su poder municipal en la Comunitat Valenciana, tras la doble victoria de este partido en las elecciones generales y autonómicas del pasado 28 de abril, a lo que suma también su victoria en los comicios europeos de este domingo.

El PSOE de Ximo Puig pasa de segunda a primera fuerza local de la Comunitat Valenciana, donde ha conseguido 153 mayorías absolutas (veinte más que en 2015), entre las que figuran grandes municipios como Paterna, Mislata, Burjassot y Quart de Poblet, y 70 relativas (18 más), como en Gandia, Sagunto, Torrent y Elche.

Los socialistas gobernarán de nuevo en Castellón, donde se han convertido en la fuerza más votada, con reedición del pacto entre los partidos de la izquierda, y aseguran que van a arrebatar al PP la Diputación de Castellón después de 24 años.

El PP de Isabel Bonig se ve desplazada a segunda fuerza en el global de la Comunitat, con 149 mayorías absolutas (dos menos que hace cuatro años), como Benidorm, y 43 relativas (88 menos), si bien es la fuerza más votada en las provincias de Alicante y Castellón y también en la ciudad de Alicante, donde podría revalidar la alcaldía con apoyo de Cs y Vox.

Compromís vuelve a ser la tercera fuerza más votada en la Comunitat, con 35 mayorías absolutas (17 más que en 2015) y 23 relativas (una menos que hace cuatro años), y consigue mantener la alcaldía de la tercera ciudad de España, Valencia, en manos de Joan Ribó, quien ha ganado la pugna al PSOE por una diferencia de tres concejales.

La izquierda volverá a gobernar en Valencia, ahora con un bipartito, Compromís y PSOE, ya que Podem se ha quedado sin representación, mientras que el PP, histórica primera fuerza, se ve desplazada al segundo puesto y sus votos junto a los de Ciudadanos y Vox, que irrumpe en el Consistorio, suman 16 escaños frente a los 17 de la izquierda.

De hecho, Compromís y el PSPV-PSOE han sumado en la ciudad de Valencia solo 255 votos más que el PP, Cs y Vox en las elecciones municipales de este domingo, un 0,07 por ciento más, y conservan la mayoría absoluta en el Ayuntamiento.

El PP, que con la candidatura de la diputada autonómica María José Catalá esperaba retomar el testigo de la fallecida Rita Barberá, queda como segunda fuerza en el Consistorio, con 8 ediles, y de nuevo la primera de la oposición.

Ciudadanos vuelve a tener cuatro mayorías absolutas en la Comunitat Valenciana y aumenta de dos a cinco mayorías relativas, situándose como cuarta fuerza municipal, mientras que EUPV-SA logra, con distintas fórmulas, once alcaldías con tres mayorías absolutas y tres relativas.

Vox consigue 82.400 votos (el 3'55 %) y se sitúa como sexta fuerza local, tras lograr representación en ayuntamientos como los de las tres capitales de provincia (dos en Valencia y en Alicante, y uno en Castellón).

Uno de los triunfadores de la noche ha sido el expresidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, quien ha arrasado en su localidad al frente del partido independiente La Vall ens Uneix y ha dejado sin representación al PSOE, partido al que perteneció hasta abril y abandonó tras conocerse el sumario del caso Alquería, en el que está imputado.