viernes, 07 de agosto de 2020

Igualdad y Diputación de Valencia colaboran para paliar situaciones de vulnerabilidad por la COVID-19 en población gitana y migrante

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y el área de Diversitat de la Diputación de Valencia han iniciado una línea de colaboración interinstitucional para la puesta en marcha de líneas de ayudas para paliar situaciones de vulnerabilidad en población gitana y migrante, especialmente castigada por la crisis sanitaria de la COVID-19.

Así lo han explicado el director general de Igualdad en la Diversidad, José de Lamo, y la diputada de Diversidad, Dolors Gimeno, tras la reunión que han mantenido para avanzar en esta colaboración, que también se materializará en otras iniciativas para fomentar la diversidad familiar, la igualdad de trato y la lucha contra la discriminación sexual y de género.

El director general de Igualdad en la Diversidad ha explicado que ambas instituciones han trabajado, conjuntamente con las entidades de los distintos sectores afectados, para sacar adelante ayudas que puedan dar una primera atención a la situación social derivada de la crisis sanitaria, con el objetivo de que nadie "se quede por el camino".

"Tanto la Diputación como el Consell del Botànic tienen claro que las personas tienen que estar en el centro de las políticas y esta idea se refuerza más en situaciones como la actual", ha remarcado de Lamo, quien ha indicado que fruto de esta iniciativa el pleno del Consell ya ha aprobado la concesión de 330.000 euros para el desarrollo de programas de intervención comunitaria con la población gitana, y que publica hoy el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana.

Estas subvenciones, que tienen un carácter extraordinario determinado por razones de interés público y social, fundamenten la concesión directa de las mismas, van dirigidas a "atender las necesidades básicas de las familias gitanas y colaborar con los servicios sociales en su acercamiento para facilitar la intervención integral a través de los recursos públicos", ha indicado.

Asimismo, pretenden ayudar a paliar la brecha digital y educativa existente en parte de esta población, y que dificulta el acceso normalizado a los derechos básicos.

Por su parte, la diputada de Diversidad ha explicado que la colaboración interinstitucional se ha traducido en diferentes programas que las dos administraciones llevarán adelante "de manera conjunta, igual que ya se ha hecho en otros ámbitos para la inversión en centros sociales, centros de día, residencias, centros educativos o instalaciones deportivas".

En este sentido, ha informado de que la Diputación invertirá 400.000 euros en diferentes líneas de ayudas, como una destinada a acciones contra la discriminación por orientación sexual, identidad de género, expresión de género, características sexuales y grupo familiar, u otra para fomentar la igualdad de trato en colaboración con asociaciones y colectivos.

Para la diputada de Diversidad, "la colaboración interinstitucional para trabajar conjuntamente y de manera complementaria para desarrollar el valor de la diversidad se materializa en un gran impulso, mediante programas e instrumentos relacionados con la igualdad de los colectivos de la diversidad, como los que ahora llevamos adelante".

De Lamo ha recordado también que el pasado mes de mayo el pleno del Consell ya aprobó una serie de medidas excepcionales adoptadas por la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas respecto a las subvenciones concedidas en el 2020 para que las entidades del tercer sector de acción social puedan continuar con su actividad y atendiendo a las personas usuarias y beneficiarias de sus recursos y servicios, muchos de ellos afectados directamente por la situación de crisis social ocasionada por el coronavirus.

De acuerdo a las medidas establecidas, se flexibiliza el plazo de realización de los gastos y actuaciones asociadas a los proyectos subvencionados por parte de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas en los programas sociales y en todas aquellas que puedan crearse para paliar las consecuencias sociales y económicas de la pandemia de la COVID-19, hasta el 31 de marzo de 2021.

Asimismo, se anticipará el importe total de las subvenciones concedidas para el ejercicio 2020 por concurrencia competitiva o por concesión directa a entidades sin ánimo de lucro, sin aplicar la limitación porcentual que establece la Ley 1/2015, ni las excepciones establecidas en la Ley 10/2019, de 27 de diciembre, de presupuestos de la Generalitat para el ejercicio 2020.