Jueves, 12 de diciembre de 2019

COMUNIDAD VALENCIANA

Cooperación concede ayudas a proyectos y programas de ONGD en países y poblaciones estructuralmente empobrecidas

Rosa Pérez Garijo, consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática
Rosa Pérez Garijo, consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática
La Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, a través de la Dirección General de Cooperación Internacional al Desarrollo, ha hecho pública la concesión de subvenciones a organizaciones no gubernamentales para el desarrollo (ONGD) destinadas a financiar proyectos y programas de cooperación internacional al desarrollo en países y poblaciones estructuralmente empobrecidos. Hasta 41 iniciativas de 30 entidades diferentes serán beneficiarias de un total de 21 millones de euros que se han adjudicado para su realización.

Los proyectos y programas que recibirán estos fondos se dividen -de acuerdo con lo que especificaban las bases de la convocatoria- en dos modalidades: la cooperación económica y la cooperación técnica.

En el primer caso, los planes que serán financiados tenían que adaptarse al vigente Plan Director de la Cooperación Valenciana y desarrollarse en territorios de América Central y Sudamérica, el Caribe, el África Subsahariana, el Magreb, Oriente Medio y Asia y, además, perseguir la consecución de alguno o algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU.

En cuanto a la cooperación técnica, los proyectos y programas tendrán que versar sobre actuaciones que contemplan la asociación con el personal profesional y la población beneficiaria de los países donde se llevarán a cabo las actuaciones para la cualificación de esas personas, su aprendizaje, capacitación, acompañamiento o formación continua así como el asesoramiento técnico, el intercambio de conocimiento, el fomento de actividades de interés público y social y también reforzar las capacidades de instituciones y organizaciones del territorio en cuestión implicadas directamente o indirecta en el logro de los ODS. El objetivo principal, en definitiva, es el apoyo al fortalecimiento de capacidades técnicas en el ámbito local.

Todos estos proyectos y programas se tendrán que realizar durante un plazo máximo que va desde el año hasta los tres años según cada caso. Las ONGD podían formalizar sus solicitudes de manera individual o agrupada si se trataba de acciones que se tienen que llevar a cabo en colaboración con otras entidades y, de cualquier modo, no existía limitación en el número de propuestas a presentar por parte de cada colectivo.

Así, la acogida que tuvo la convocatoria obligó a ampliar el plazo de resolución en tres meses, más allá del que estaba previsto en la misma cuando fue publicada en febrero, puesto que se recibieron 111 solicitudes de las cuales únicamente seis quedaron excluidas por motivos como no haber presentado la documentación que se requería, no cumplir con el nivel de experiencia mínima que se pedía o no desarrollar las acciones en los países a los cuales se referían las bases.

De entre las 105 propuestas que cumplían todos los requisitos para acceder a las ayudas de acuerdo con los criterios objetivos establecidos, 64 fueron denegadas por no haber llegado a la puntuación mínima, que se tuvo que aumentar desde los 60 puntos sobre 100 iniciales hasta los 85 para no rebasar el crédito total de 21 millones de euros asignado a esta partida de subvenciones.

De los 41 proyectos y programas que recibirán los fondos para su realización, 34 lo harán por la totalidad de su valoración, mientras que con el remanente que restaba después de adjudicar el dinero correspondiente a las solicitudes con puntuaciones más elevadas se decidió financiar parcialmente las siguientes siete hasta agotar el montante; sin embargo, las entidades responsables de esas iniciativas tendrán que reformularlas para adaptarlas a esta nueva situación.

Para mayor información, puede consultarse la resolución publicada en el DOGV: consultar aquí