lunes, 16 de mayo de 2022

El personal contratado en el Consulado y en la Embajada de España en Países Bajos denuncia sus condiciones laborales

Países Bajos consulado web

EL PERSONAL CONTRATADO EN EL CONSULADO Y EN LA EMBAJADA EN LOS PAÍSES BAJOS DENUNCIA SUS CONDICIONES LABORALES 

Beatriz Arlanzon 

Los empleados contratados han publicado un comunicado en su cuenta en Twitter en el que exigen condiciones laborales dignas y anuncian una protesta reivindicativa con una acción pública demostrativa para el próximo 3 de mayo que repetirán todas las semanas. 

Tras las protestas en Reino Unido, Alemania y Australia, el personal contratado en el Consulado, la Embajada y las oficinas de Trabajo, Turismo y Comercio en los Países Bajos se moviliza para demandar mejoras tanto en sus condiciones laborales como en el servicio que en estos momentos se está prestando a la ciudadanía. Por ello, se manifestará el próximo 3 de mayo entre las 14.00 y 14.30 a las puertas de sus respectivos lugares de trabajo y anuncia que la protesta se repetirá cada lunes, a la misma hora y en los mismos lugares.

Los empleados denuncian la congelación salarial impuesta en 2009 y que, salvo la revisión llevada a cabo en 2019, se mantiene hasta la fecha. A ello hay que sumarle las diferencias retributivas dentro de una misma categoría. Asimismo carecen de un convenio colectivo que les proteja completamente en caso de baja por enfermedad y que les permita solicitar la jornada reducida para poder cuidar a sus hijos. Descontento también ante las jubilaciones ya que no tienen lo que en los Países Bajos se denomina «el segundo pilar» que corre a cargo del empleador.

La lista de reclamaciones no termina aquí: el personal contratado no recibe ninguna compensación para pagar el seguro médico (que en los Países Bajos es privado y obligatorio); al no existir posibilidades de promoción interna, se ven obligados a participar en convocatorias de acceso libre en igualdad de condiciones que los candidatos externos y se les niega el derecho al teletrabajo a pesar de que se haya llevado a cabo en los peores momentos de la pandemia.

Las consecuencias de la congelación salarial, que no se aplica a funcionarios y diplomáticos, van más allá de la pérdida de poder adquisitivo del personal contratado. Ante estas condiciones, las vacantes quedan desiertas, las plazas no se cubren y la plantilla, reducida, tiene que atender a una colonia que ha aumentado un 34% en los últimos 10 años y que ha pasado de algo más de 33.000 personas registradas a 50.000. 

Los «platos rotos» los paga la ciudadanía quien expresa su descontento en redes sociales pues, en estos momentos, las listas de espera para efectuar los trámites presenciales en el Consulado están alrededor de los dos meses y medio. A este tiempo hay que añadir los plazos de tramitación y entrega. 

El CRE, por su parte, ha expresado su preocupación al Cónsul General en diferentes ocasiones. Entre las mejoras que ha sugerido se encuentra reducir la duración de las citas de 20 a 15 minutos, medida que ya ha sido implementada por el Consulado. Además, el CRE, a través de un comunicado publicado en su página web, urge a los organismos responsables a tomar las medidas oportunas para garantizar la calidad de los servicios ofrecidos a la ciudadanía y el respeto de sus derechos. 

El comunicado del personal contratado en el Consulado, Embajada y oficinas sectoriales se puede leer en 

https://twitter.com/PLEXPaisesBajos/status/1519003746046513152/photo/1 

El comunicado del CRE de Países Bajos se puede leer en 

https://crepaisesbajos.org/comunicado-en-relacion-a-la-situacion-de-precariedad-de-los-servicios-en-el-consulado-de-espana-en-amsterdam/