lunes, 23 de mayo de 2022

Movilización del personal de la Embajada y el Consulado de España en Países Bajos

LA HAYA (PAÍSES BAJOS), 03/05/2022.- El personal laboral del servicio exterior español en Países Bajos inició hoy protestas semanales para exigir mejores condiciones laborales y una actualización salarial, en busca de un servicio consular más "digno", que ya es objeto de críticas de ciudadanos españoles en territorio neerlandés por la lentitud en las gestiones. EFE/ Imane Rachidi
El personal laboral del servicio exterior español en Países Bajos inició protestas semanales para exigir mejores condiciones laborales y una actualización salarial. EFE/ Imane Rachidi

Imane Rachidi​ - Agencia EFE

El personal laboral del servicio exterior español en Países Bajos inició protestas semanales para exigir mejores condiciones laborales y una actualización salarial, en busca de un servicio consular más “digno”, que ya es objeto de críticas de ciudadanos españoles en territorio neerlandés por la lentitud en las gestiones.

La protesta la protagonizan los empleados públicos contratados por España y que trabajan en la embajada y el consulado españoles en Países Bajos, así como en sus oficinas sectoriales de Trabajo, Turismo y Comercio, siguiendo el ejemplo del colectivo de empleados públicos en Reino Unido y Alemania, que protestaron el pasado mes por sus condiciones laborales.

La movilización está apoyada por UGT, CCOO y el CSIF, así como la federación de sindicatos neerlandeses (FNV).

En declaraciones a Efe, Elisa Marín (UGT), presidenta del comité de empresa que representa a cerca de 6.000 trabajadores del Personal Laboral del Servicio Exterior (PLEX), aseguró que las condiciones de los empleados son “más que pésimas, están trabajando en malas condiciones incluso a nivel de prevención de riesgos laborales, con sueldos que en absoluto están adaptados al país en el que viven y que están congelados desde hace más de trece años”.

Además, Marín aseguró que no se cumple la legislación local, que es “de obligado cumplimiento y se indica en los contratos que se hacen” y “llega un momento en el que la gente dice ‘Hasta aquí hemos llegado’ porque han sido muchos años de paciencia”.

“Por ahora el equipo que hay en Exteriores sí ha abierto una brecha para que las cosas cambien, lo que pasa es que Exteriores es un ministerio que para moverlo es como un motor diésel, aunque lo calientes tarda un montón de tiempo”, subrayó Marín.

El problema de los PLEX es “general”, pero “se ha acentuado” en el caso del personal laboral de España en Países Bajos porque “en pocos años se ha casi duplicado la población española, y la colonia española ya no está atendida”, a pesar de que los empleados están “echando un montón de horas que no se pagan”.

La colonia española en Países Bajos ha crecido un 34% en la última década, pasando a ser de unos 50.000 españoles residentes, que “lamentan un servicio público degradado, lento y obsoleto”, según los sindicatos. Los propios españoles comparten constantemente sus denuncias en redes sociales de la lentitud en las gestiones que hacen en el Consulado de Ámsterdam.

“Si la gente no tiene los medios para poder ayudar y tienen que decir: ‘No puedo, te tengo que dar la cita para dentro de tres meses, o, sí estás en situación de violencia de género, te tengo que remitir a las autoridades locales porque no te puedo ayudar’, pues no son condiciones para poder trabajar”, agregó Marín.

Por su parte, Luz María Gualda (CCOO), secretaria del comité, denunció “las condiciones de trabajo precarias” de los trabajadores del servicio exterior, “y en consecuencia para la ciudadanía a la que se atiende, que no puede ver satisfechos todos los trámites que requiere porque se trata de representaciones con infradotación de personal y que no llegan a cumplir las expectativas que el ciudadano español en el extranjero requiere”.

En 2009 se impuso una congelación salarial a todo el personal laboral del servicio exterior y solo hubo una revisión única en 2019, que para Países Bajos supuso un aumento salarial de tan solo 1,88%, frente al 31,1% de la pérdida de poder adquisitivo por la congelación salarial y el aumento del coste de vida en todos esos años.

Esta situación también se refleja en lo que los sindicatos llaman “una merma dramática en las plantillas de las oficinas españolas”, puesto que las convocatorias de plazas “quedan desiertas y el personal encuentra empleo mejor retribuido en el mercado local”.

La prensa neerlandesa también se ha hecho eco de las reivindicaciones de los empleados españoles. A modo de ejemplo, el diario nacional AD ha subrayado la “insatisfacción” del personal español con las condiciones laborales, el sistema de teletrabajo, la conciliación con la vida familiar y la reducción del salario en caso de enfermedad.

LA HAYA (PAÍSES BAJOS), 03/05/2022.- El personal laboral del servicio exterior español en Países Bajos inició hoy protestas semanales para exigir mejores condiciones laborales y una actualización salarial, en busca de un servicio consular más "digno", que ya es objeto de críticas de ciudadanos españoles en territorio neerlandés por la lentitud en las gestiones. EFE/ Imane Rachidi
El personal laboral del servicio exterior español en Países Bajos manifestándose delante de la Embajada de España. EFE/ Imane Rachidi