miércoles, 23 de junio de 2021

Comunicado de las listas de la Casa de España y Grupo Social a las elecciones del CRE de Monterrey

CRE de Monterrey

Las elecciones al Consejo de Residentes de Monterrey, a pesar de contar con tres listas candidatas al inicio, muy probablemente tendrán que esperar otros seis meses para que se puedan llevar a cabo.

Los numerosos problemas que ya han sido señalados por españoles residentes de otras demarcaciones consulares se han repetido y acentuado por falta de flexibilidad en la aplicación de las normas de 2010 así como por la incongruencia de procedimientos no homogéneos entre consulados, a veces incluso del mismo país.

A la imposibilidad de rogar el voto vía email (proceso no admitido), hay que añadir la dimensión territorial de la demarcación de Monterrey, que impide el voto presencial en las elecciones. Por otro lado, el sistema postal mexicano no permite cumplir con los plazos en ese proceso triple de rogar el voto, esperar a que te llegue el material y enviar el voto para que sea recibido a tiempo.

La petición de disponer de urnas en un número de lugares de la demarcación donde hay cónsul honorario no ha sido aceptada mientras en otras demarcaciones consulares de México si pudieron contar con esta posibilidad, lo cual, además, ayudaría a contener el movimiento de nuestros ciudadanos en plena pandemia. En otros lugares del mundo, como Reino Unido, se han encontrado con la misma dificultad.

La imposibilidad de disponer de otras mesas electorales en la demarcación afecta principalmente a dos de las tres listas presentadas, las cuales habían realizado un esfuerzo durante meses para lograr listas inclusivas y que representaran todos los territorios de nuestra demarcación.

Queremos resaltar nuestra queja por la negación a la apertura de urnas en otros lugares pues no se puede atribuir al  error humano de no haberlo indicado en la convocatoria de elecciones, ya que dicha distracción no debe ser atribuida a los miembros de las listas, y sí, en cambio, a la Dirección General de Consulares y al Consulado, que deberían haber trabajado por tener las circunscripciones electorales que permiten disponer de urnas en varias ciudades, preparadas con anterioridad al anuncio de elecciones.

Por todo ello, tras la reunión de la Comisión Electoral que tuvo lugar el jueves 22 de abril en las oficinas de FEMSA (que amablemente prestaron para esta Comisión Electoral), y ante las numerosas trabas para lograr unas elecciones justas y equitativas para la renovación del Consejo de Residentes Españoles de esta demarcación, se retiraron dos listas candidatas: la lista “Casa de España” así como la lista “Grupo Social”. Las consecuencias inmediatas del retiro de estas dos listas son, por un lado, que la candidatura que no se ha retirado se presenta a las elecciones con la dificultad de movilizar en estas condiciones, por lo menos, el 7% de los españoles con derecho al voto residentes en la demarcación de Monterrey. Por otro, que si este objetivo no se alcanza, haya que esperar a la convocatoria de nuevas elecciones al cabo de 6 meses.  

Este retraso afectará asimismo a la duración del periodo de mandato del CRE y recortará la posibilidad de trabajo durante otros 6 meses más. Todos sabemos que la COVID 19 ha forzado un parón de nuestro trabajo, y ahora que tenemos en el horizonte la salida de la crisis, el CRE de Monterrey tendrá que seguir parado durante otro medio año. 

También es preocupante que la candidatura que ha querido continuar con el proceso electoral en solitario manifestara reiteradamente en Comisión Electoral su contrariedad hacia la apertura de urnas en consulados honorarios y centros españoles dificultando el voto a los españoles repartidos a lo largo de 1.053.000 km2, que es la extensión de la demarcación consular. Estas extensiones solo se pueden recorrer con 2 y 3 horas de viaje en avión, para llegar hasta la urna del Consulado General de España en Monterrey para depositar el voto. No nos parece lógico que una lista no quiera que se le facilite la participación al voto al resto de ciudadanos con la apertura de más urnas y que no se retire y siga adelante en el proceso para intentar obtener el 7% de votos del CERA, ocasionando un gasto innecesario y trabando al consulado en sus funciones. 

Según nuestra opinión, se debía reponer todo el proceso electoral en todas las demarcaciones bajo una directriz unánime.

Hay presidentes de comisiones electorales que han aceptado poner urnas en distintos puntos de la demarcación consular, para facilitar el voto a los electores; también se ha aceptado la solicitud del voto dirigida a la oficina consular por medio del correo electrónico, así como el envío de los votos por medio de mensajería privada para garantizar la llegada en tiempo y forma del voto ya que el correo postal en los países americanos funciona extremadamente mal. Incluso se han podido descargar de la página del consulado los documentos para emitir el voto por correo postal o mensajería y también la facilitación del CERA.

Es desalentador que el Ministerio no facilite el proceso electoral de los CRE, unos órganos que parecen ser molestos en algunos casos y en otros necesarios. Felicitamos a los cónsules que han querido ver y reconocer la necesidad de la existencia de estos órganos de ayuda y participación y han puesto todos los medios a su alcance para que los españoles que estamos en el exterior podamos votar. Si ha sido posible en algunos lugares, pedimos que se hagan los trámites necesarios para asegurarnos de que esta traba no se repita en la segunda convocatoria.