lunes, 08 de agosto de 2022

PROPONE CREAR UNA CIRCUNSCRIPCIÓN ESPECIAL PARA LOS EMIGRADOS E IMPLANTAR EL VOTO POR PODERES

Marea Granate expone al Congreso las quejas de los españoles del exterior por el voto rogado

Marea Granate web
Foto de archivo de cuando Marea Granate denunció irregularidades en el reembolso del voto ante el defensor del pueblo

EUROPA PRESS

La portavoz de Voto de Marea Granate, Berta Burguete Ors; el representante de la Federación Internacional de Entidades Catalanas (FIEC), Antoni Montserrat Moliner; y el profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad Roviri i Virgili Jordi Barrat Esteve comparecen en la subcomisión del Congreso encargada de estudiar posibles reformas en el Ley Electoral con posibles alternativas al voto rogado que se exige a los españoles residentes en el extranjero.

La derogación o sustitución de este sistema del ruego de voto, que ha supuesto un desplome en la participación de los emigrados en las elecciones generales y autonómicas desde 2011, es ya una 'vieja' reivindicación de los electores en el exterior y así lo ha venido verbalizando el colectivo Marea Granate en la última década.

Precisamente este asociación ya fue convocada a la citada subcomisión parlamentaria a raíz de que en 2017 el Congreso decidiera crear este foro para estudiar posibles cambios en la LOREG y, concretamente, la supresión del voto rogado.

Con Pedro Sánchez en La Moncloa, el trabajo de este órgano se aceleró y el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, llegó a remitir al Congreso un informe que recogía algunas de las ideas planteadas en este sentido por los distintos grupos parlamentarios.

Sin embargo, las dudas expresadas por el PP ante la falta de garantías de las 'recetas' de Borrell llevó a PSOE y Unidas Podemos a registrar una proposición de ley con el grueso de las mismas, pero el adelanto de las elecciones del 28 de abril de 2019 frustró que ésta fructificara.

LAS PROPUESTAS DE MAREA GRANATE

De nuevo ahora Marea Granate ha sido llamada por el Congreso para comparecer por videoconferencia en esta misma subcomisión, que se reúne este miércoles a puerta cerrada en una sesión en la que también escuchará las opiniones de la Federación Internacional de Entidades Catalanas (FIEC) y del citado profesor universitario especializado en Derecho Constitucional.

En 2017, Marea Granate ya planteó en el Congreso la necesidad de crear una circunscripción exterior para que los exiliados puedan elegir a sus propios representantes en las Cortes, así como una reforma "garantista" del sistema de sufragio, que incluyera la derogación del voto rogado y la introducción de una nueva opción para ejercer este derecho: el voto por poderes. Eso sí, se opuso y se sigue oponiendo a la implantación del voto electrónico.

Hace dos semanas, la citada subcomisión ya recibió a los primeros expertos en la materia, entre ellos, la directora general de la Política Interior, Carmen López García, quien aconsejó poner en marcha algún mecanismo para que, aunque se derogue el sistema de voto de voto rogado, los españoles que residen en el exterior deban confirmar su voluntad de participar en elecciones. También sugirió eliminarles obstáculos simplificando la documentación que se les envía para poder ejercer su derecho al sufragio.

Otras personalidades desfilarán por el Congreso en lo que resta del año con sus ideas frente al voto rogado y la idea inicial es que los grupos parlamentarios comiencen a presentar enmiendas parciales a la proposición de ley que el PSOE y Unidas Podemos registraron el pasado febrero para suprimir este procedimiento y que fue tomada en consideración tan sólo dos semanas después, con el apoyo, entre otros, del PP.

Esta propuesta ha estado 'congelada' desde entonces debido a las sucesivas prórrogas de los plazos de presentación de enmiendas parciales, pero tanto el PSOE y Unidas Podemos como el PP están decididos ahora a poner fin a los problemas que el voto rogado viene acarreando desde 2011, cuando se introdujo esta condición en la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral (LOREG), impulsada por PP y PSOE con el apoyo del PNV y CiU.

En concreto, en su iniciativa, PSOE y Unidas Podemos plantean que la descarga telemática de la papeleta permitirá adelantar los plazos de envío de la documentación electoral, facilitando así su recepción en plazo. También pauta ampliar de tres a siete días de los plazos para el depósito del voto en urna y mantiene la posibilidad de enviar el voto por correo postal a la Oficina Consular correspondiente en caso de que el elector no pueda acudir a votar en la dependencia habilitada.

Además, se amplía el plazo para la apertura de los votos emitidos desde el extranjero de tres a cinco días, retrasando en el mismo intervalo el plazo del escrutinio general, algo "imprescindible" si se quiere que "el esfuerzo de participación democrática de los conciudadanos en el extranjero sea tomado en consideración".

COMPARECENCIA DE OTROS ASUNTOS EN 2022

Una vez se celebren las comparecencias relativas al voto rogado, la subcomisión electoral tendrá que acordar a qué expertos cita para tratar los demás asuntos que tiene en cartera, pero eso será ya en 2022.

Entre ellos se encuentra la regulación de las mociones de censura en los ayuntamientos y de los debates electorales, evitar el fenómeno del transfuguismo, garantizar el ejercicio de sufragio sin menoscabar el derecho a la protección de la salud, instaurar las listas cremallera, mejorar la proporcionalidad del sistema electoral o abrir el debate sobre la posibilidad de otorgar el derecho de sufragio activo y pasivo a jóvenes de 16 y 17 años.