lunes, 04 de julio de 2022

La ley de memoria avanza con la idea de ir a un pleno extraordinario en julio

MADRID, 20/07/2021.- El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, este martes en el Palacio de la Moncloa. EFE/ Emilio Naranjo
Archivo. El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, durante una rueda de prensa posterior a una reunión del Consejo de Ministros, este martes en el Palacio de la Moncloa. EFE/ Emilio Naranjo

Agencia EFE

Los trabajos de la ley de memoria democrática avanzan en el Congreso de los Diputados tras la activación de la ponencia, que ha fijado un calendario de nuevas reuniones con la idea de votar la norma en un pleno extraordinario en el mes de julio.

El diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago ha expresado su alegría por que el PSOE haya decidido "desbloquear la tramitación de esta ley", paralizada desde hace cerca de siete meses en el Congreso y que confía en que cuente con el apoyo de todos los socios parlamentarios del Gobierno.

"Estoy convencido de que ninguna fuerza política progresista, democrática y de izquierdas se va a quedar sin apoyar esta ley, situándose donde se va a situar la derecha y la ultraderecha; ese escenario no podría darse", ha declarado a los medios antes del inicio de la ponencia.

Los representantes de los grupos presentes en la ponencia se han limitado a fijar este miércoles el calendario de próximas reuniones y no han entrado a analizar los detalles de la ley, que fue aprobada en Consejo de Ministros en julio de 2021 y con la que aún no hay un acuerdo cerrado entre el Gobierno y ERC, uno de los principales socios parlamentarios del PSOE y Unidas Podemos.

El diputado de Unidas Podemos ha reconocido que ERC todavía tiene "algunas discrepancias" con el texto pactado en el seno del Gobierno de coalición, aunque "en lo global está de acuerdo".

Además, ha señalado que durante el trabajo en ponencia tienen previsto incorporar algunas enmiendas parciales planteadas por los grupos, entre ellos ERC, como la que sugería declarar "ilegal" el régimen franquista, al haber surgido tras un golpe de Estado.

Sin embargo, fuentes de ERC aseguran que la incorporación de esta enmienda no sería suficiente para apoyar el texto, ya que consideran importante también abrir la puerta a la reparación patrimonial de las víctimas del franquismo, y reprochan tanto al PSOE como a Unidas Podemos las prisas para impulsar ahora la ley.

La ponencia volverá a reunirse el martes 28 de junio con la idea de convocar el lunes 4 de julio la comisión encargada de aprobar el dictamen que, a su vez, será sometido a votación en un pleno extraordinario previsiblemente el 11 de julio, según han informado fuentes parlamentarias.

Para ello, habría que habilitar antes los trabajos en el mes de julio al estar fuera del periodo ordinario de sesiones.

El calendario da una idea de la determinación del Gobierno de sacar adelante la ley de memoria histórica antes de las vacaciones de verano.

De hecho, el portavoz del grupo parlamentario socialista, Héctor Gómez, ha dicho este miércoles en los pasillos del Congreso que "se dan las condiciones para sacar adelante" esta ley, aunque no ha desvelado los apoyos con los que cuentan por el momento.

Fuentes parlamentarias señalan que la duda principal es qué hará ERC, aunque la ley podría ser aprobada incluso sin su apoyo y con el rechazo de PP, Vox y Ciudadanos, al contar con el visto bueno de la mayoría de socios de investidura.

Tanto ERC como el PP y Vox presentaron enmiendas a la totalidad a la ley, que fueron rechazadas.

A continuación, durante la fase de presentación de enmiendas parciales, PSOE y Unidas Podemos llegaron a un acuerdo para tratar de abrir una vía que, más allá de la ley de amnistía de 1977, permita investigar y juzgar los crímenes del franquismo

El diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago ha señalado que la ley mantendrá esta enmienda en los mismos términos en que fue redactada al ser un aspecto "fundamental" y pese a las dudas que en su día manifestó el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

"Pegas por parte del grupo socialista no ha puesto nadie; otra cosa es que haya personas que no sean expertas en la materia y no conozcan el alcance", ha comentado.