lunes, 04 de julio de 2022

CONSEJERA REPRESENTANTE DE ITALIA EN EL CGCEE

Laura Foglia de Hériz: "El CGCEE es un órgano lento por su naturaleza de órgano consultivo, ya que depende del interés de quienes gobiernan en ese momento hacia la emigración y sus dificultades"

Laura Foglia de Hériz CRE Roma web
Laura Foglia de Hériz, Consejera representante de Italia en el CGCEE

¿Dónde nació, cuándo emigró y dónde vive?

Nací en Italia, de matrimonio mixto, y siempre fui una española en el exterior. Después de una larga temporada en Alemania, vivo en Trieste, en la punta este de Italia, desde 2016.

¿Con qué expectativas se incorporará al CGCEE?

Me incorporo al CGCEE con la ilusión de aportar mi granito de arena y contribuir a que este órgano se haga más dinámico. Creo que ser joven, mujer y española de segunda generación me puede ayudar a contribuir con una perspectiva diferente.

Le suponemos consciente de la ralentización de los asuntos que el CGCEE tiene encima de la mesa desde hace años, y de los escasos, si no nulos avances de este órgano consultivo. ¿Qué espera del mandato que está a punto de iniciarse?

El CGCEE es un órgano lento por su naturaleza de órgano consultivo, ya que depende del interés de quienes gobiernan en ese momento hacia la emigración y sus dificultades. No por eso hay que dejar de reconocerles a quienes nos han precedido la gran labor que han hecho. Por ejemplo no estaríamos llegando a la derogación del voto rogado sin las luchas del CGCEE. La pandemia nos ha quitado prácticamente un mandato entero pero al mismo tiempo nos ha dado instrumentos para poder seguir trabajando en conjunto lejos de las sesiones de Madrid y veo muchos consejeros nuevos y con ganas de colaborar, ¡y esto sin habernos visto las caras todavía! 

¿Cuáles son los temas más importantes que afectan a los emigrantes españoles que viven en el país que usted representará en el CGCEE?

Como generalmente le pasa a la emigración, temas recurrentes son la equivalencia de títulos, la enseñanza de la lengua y cultura española a las nuevas generaciones que se crían aquí, el reconocimiento de la vida laboral y las pensiones, la doble fiscalidad y la asistencia sanitaria al retorno pero incluso en Italia mismo. Al ser Italia un país de la Unión Europea, podría parecer que las dificultades que encuentra un Español en Italia son más fáciles de resolver y en muchos casos puede que sea así. Al mismo tiempo hay dificultades que surgen de la misma libre circulación de la UE: muchos emigrantes, sobre todo en casos de estancias relativamente breves o precarias, prefieren ahorrarse la burocracia que conlleva estar censado en el extranjero. Es una pescadilla que se muerde la cola: ellos no nos constan y nosotros no podemos ayudar a que se resuelvan los temas que les llevan a no apuntarse al CERA.

¿Cuáles considera que, en general, son las reivindicaciones más urgentes de la ciudadanía española en el exterior?

Una era indudablemente la derogación del voto rogado, y parece que estamos cerca de que suceda. La otra es el gran tema de la nacionalidad. Es un tema que nos toca a todos de una manera u otra y mis compañeros de los CREs de Roma y Milán me lo han sugerido entre los temas que afectan a los españoles en Italia, recordándome el reciente convenio entre España y Francia. Yo creo firmemente que en el mundo globalizado de hoy, y desde luego en la Europa de la libre circulación, el tema de la nacionalidad no se puede resolver con convenios bilaterales. Nos vamos a encontrar pronto con generaciones de niños con tres nacionalidades o más, sin haber solucionado los problemas de sus abuelos o padres.

¿Alguna otra reflexión que desee hacer?

Solo quería añadir que espero que el clima colaborativo que hemos tenido entre los consejeros elegidos y los suplentes a través de las reuniones y comunicaciones informales que hemos mantenido durante estos meses se reflejen en un trabajo dinámico y fructífero en los días del pleno.