lunes, 16 de mayo de 2022

JxCat pide el voto por delegación u "online" para residentes en el extranjero

Cataluña voto exterior

Agencia EFE

JxCat ha pedido implantar el voto por delegación o electrónico para los electores residentes en el extranjero, especialmente para los que vivan en zonas rurales o lejanas a la oficina consular o que no cuenten con un servicio de correos "razonablemente funcional" para votar.

Es una de las principales enmiendas presentadas por JxCat a la reforma de la Ley del Régimen Electoral General (Loreg) que busca derogar el actual sistema de voto rogado y flexibilizar el voto de los españoles que viven en el extranjero.

En concreto, JxCat plantea que cualquier elector residente en el extranjero pueda ejercer su derecho a voto mediante la delegación a otro elector de su circunscripción, que lo ejercerá presencialmente a través de un voto en urna.

Cada elector podrá ser objeto de un máximo de dos delegaciones de voto tras un trámite que se podrá completar por correo postal, presencialmente (en embajadas o consulados) o electrónicamente, rellenando un formulario mediante un procedimiento que refleje el "consentimiento" y "compromiso ético" de ambas partes.

JxCat propone que la oficina provincial del censo electoral sea la encargada de validar la delegación de voto mediante un certificado acreditativo presentado por la parte delegada -encargada de la trasmisión del voto en urna- en la mesa del centro electoral que le corresponde a la parte delegante.

La formación independentista catalana pide que el Gobierno posibilite a los electores residentes en el extranjero tanto este voto delegado como el voto electrónico, especialmente a quienes viven en zonas rurales o lejanas a la oficina consular o que no cuentan con un servicio de correos "razonablemente funcional" para votar.

En sus enmiendas, JxCat reclama que los electores residentes en el extranjero cuenten con un juego de papeletas descargable donde figuren los nombres y logos de todas las candidaturas (o enviado al domicilio si es necesario), en lugar de las papeletas de forma separada, para así "garantizar" el acceso y el secreto de voto.

JxCat también pide que los electores residentes en el extranjero reciban toda la documentación para votar no sólo por correo certificado sino también de forma telemática a partir del décimo octavo día posterior a la convocatoria de las elecciones, para que no haya "demoras" en la entrega.

En concreto para el voto en urna, solicita que sea depositado entre el octavo y el segundo día anteriores a la fecha de las elecciones, en lugar del tercero, para unificar el criterio existente con el voto por correo.

Por otro lado, JxCat reclama que los sobres depositados por los electores en urna y los del voto por correo sean remitidos mediante valija diplomática a la oficina que constituya el Ministerio de Asuntos Exteriores, y de ahí a las juntas electorales correspondientes.

En el caso de las elecciones autonómicas, plantea que esa oficina se constituya en el territorio de la comunidad autónoma correspondiente, ante las "dificultades" que ha habido para "hacer llegar a tiempo" los envíos.

En otras enmiendas, JxCat pide que el escrutinio general no sea a partir del quinto sino del octavo día siguiente a la votación y que concluya no más tarde del décimo primer día, en lugar del octavo, para dar más margen.