viernes, 19 de agosto de 2022

ES PRESIDENTE DEL CRE DE PARÍS Y VICEPRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE DERECHOS CIVILES Y PARTICIPACIÓN

Juan Miguel Paz: "Me genera una inmensa alegría ver una nueva generación implicada en la defensa del interés general, con una mujer muy preparada y feminista de presidenta"

CGCEE Francia Juan Miguez Paz Fernández web
Juan Miguel Paz Fernández es presidente del CRE de París y vicepresidente de la Comisión de Derechos Civiles y Participación

Juan Miguel Paz, presidente del CRE de París y vicepresidente de la Comisión de Derechos Civiles y Participación.

¿Qué valoración hace del reciente Pleno de constitución del VIII mandato del CGCEE en el que usted tomó parte?

Hay que felicitar a los organizadores, mi valoración es altamente positiva, y la respuesta y reactividad con algún percance personal fue ejemplar.

¿Qué le ha parecido lo mejor del Pleno?

Lo mejor sin duda es el compromiso y el entusiasmo de los miembros del Consejo. Sentí una gran motivación de todos los consejeros y consejeras después de este parón y unas ganas enormes de cambiar las cosas. La prueba de este nuevo rumbo esta en los varios comunicados que han salido esta semana después del pleno. La implicación de la administración también es de resaltar.

¿Y lo peor?

Lo peor son los limites de las intervenciones, sin posibilidad de réplica o apenas; esto genera frustración. Pero en general los demás compañeros recogen lo que dejas en el tintero. Entre los electos y los designados somos casi un centenar de consejeros y es muy difícil resumir todo en una o dos intervenciones, pero para eso están las Comisiones, la permanente y el trabajo que vamos a desarrollar en ellas.

¿En qué objetivos fundamentales considera que en este primer año se debe trabajar, avanzar, consolidar o cambiar con el trabajo que tiene por delante este nuevo mandato del CGCEE?

Hay dos temas en marcha: el voto rogado y la ley de nacionalidad, hasta que no estén publicadas en el BOE tenemos que seguirles la pista de cerca hasta su aplicación.

La defensa de las clases de lengua (ALCE) es otro asunto que tenemos que tener siempre presente.

Para Francia y algunos países europeos recuperar el IMSERSO es de justicia, por definición se destina a los jubilados y para estos es una ocasión de viajar a su patria. Se nos contestó que había que cambiar la ley; para suprimirlo no hizo falta; sea como sea hay que luchar para recuperar ese derecho para 2023. Lo que no se entiende de esta decisión es que económicamente no es tan gravosa, los usuarios pagan su parte, que mantiene la actividad en las zonas turísticas en temporada baja y evita el cobro del paro, además estos jubilados gastan en extras y en regalos de vuelta, es decir compensan ampliamente la participación del estado.

Se le pueden añadir los viajes culturales para jóvenes que permitirían mantener vínculos con su país.

La mejora de los tramites consulares y la situación de los PLEX es otro eje de trabajo.

Tenemos otra tarea fundamental, que debemos tener siempre presente en estos cuatro años, es darle visibilidad al Consejo, en España y en nuestros países de residencia, hacer que el Consejo y también los CREs sean realmente los órganos consultivos para lo que han sido creados. Esto es un trabajo común, de los consejeros, de la administración y de la prensa.

¿Qué opinión tiene de los cambios que se han producido en el Consejo para este Mandato? Más equilibrio Europa-América, mejor porcentaje hombres-mujeres, bajada importante de la media de edad de los consejeros, mayor representación de la “nueva” emigración, una mujer presidenta del CGCEE...

Todo eso me genera una inmensa alegría, ver una nueva generación implicada en la defensa del interés general, con una mujer muy preparada y feminista de presidenta. No dudo que esos cambios nos permitirán ir mas lejos en los objetivos de este Consejo, lo estamos viendo ya en la reactividad de la permanente y el trabajo de las comisiones.

¿Qué le ha parecido, cómo interpreta que, a pesar del cambio de la LOREG y la derogación del “voto rogado”, solo 3 partidos políticos, PSOE, PP y ERC, (con la excepción de Coalición Canaria que por lo menos se excusó por no comparecer), hayan asistido a la convocatoria que se les hizo?

La primera reacción que me viene es: “ellos se lo pierden”. Los residentes en el exterior tenemos memoria y con el fin de la LOREG vamos a tener también una presencia que queremos se haga notar en el parlamento. Las elecciones se juegan ahora con poco margen, los votos de los residentes van a tener más peso y pueden hacer la diferencia.

Nuestro objetivo tiene que ser de conseguir una circunscripción electoral exterior como tienen Francia, Italia y Portugal y podamos elegir nuestros propios diputados por escrutinio directo. Se nos dice que hay que cambiar la Constitución, pues si hace falta cambiar la constitución para mejorar la democracia hay que hacerlo. Una vez cambiada la ley para la nación, las autonomías que tengan emigración importante podrían seguir los mismos pasos.

¿En qué Comisión Delegada trabajará usted y cuál o cuáles son los temas más importantes que tienen que tratar en el corto, medio y largo plazo?

Estoy en la de Derechos civiles y Participación en la que estamos trabajando en la ley de memoria democrática, que está pendiente de ser presentada.

También tendremos que acompañar la aplicación de la LOREG y la acogida en los consulados.

¿Qué le parece que, 5 días después de celebrarse el Pleno, y de conocer a Jesús Perea, la máxima autoridad del Gobierno para el CGCEE, haya un nuevo cambio, el tercero un poco más de 2 años, en la Secretaría de Estado, perdiendo, a las primeras de cambio, al principal interlocutor que habían conocido? ¿Le parece un obstáculo tener que volver a partir de cero, sin conocer, ni que los conozca, la nueva secretaria de Estado?

Tres cambios en tan poco tiempo son demasiados, pero el Consejo no puede estar sometido a los vaivenes de los que gobiernan, no son cargos vitalicios. Detrás de un Secretario de Estado hay un Director General, hay un equipo que lleva la carga del Ministerio. Yo le agradezco al secretario que sabiendo que iba a dejar su cargo hiciera un magnífico y emotivo discurso de clausura y le dedicara sus últimos días en el ministerio a este Consejo. Confío en que Isabel Castro se ponga rápidamente en contacto con nosotros y podamos seguir con el trabajo iniciado.