lunes, 18 de enero de 2021

JOSÉ MARÍA BENARROCH ES CONSEJERO DEL CGCEE POR EL EL CRE DE MONTERREY - MÉXICO

Benarroch: "No nos dejan trabajar, no nos convocan, no se convocan las Comisiones Delegadas del CGCEE. Así no se puede trabajar"

José María Benarroch
José María Benarroch

¿En qué situación se encuentra la colectividad española en México? 

Pues bueno, la verdad es que no sé si saben que en México, entre los países hispanoamericanos, es uno de los más afectados. Como también sabrán, no se dan los datos, por lo que algunos son oficiales y otros oficiosos. Aquí los controles se llevan digamos que regular, y actualmente, pues México ha tenido en este período más de un millón doscientos mil contagios de forma oficial y más de ciento doce mil fallecidos al día de hoy. Hay otros datos, que están bien fundamentados y avalados, que dicen que los fallecidos son más de doscientos mil, pero no es oficial. Lo que sí es cierto es que el Consulado General de España en México ha vuelto a cerrar sus citas hasta el día 18 de enero, debido a que Ciudad de México ha vuelto a entrar en semáforo rojo o está a punto de entrar en semáforo rojo. De hecho, aquí los tres consulados de Guadalajara, Monterrey y México D.F., están cerrados al público, y solo están atendiendo cosas de extrema urgencia. El personal se va alternando por el tema del COVID y atienden a casos de citas muy concretos en cuanto a visados, pasaportes y demás. Pero bueno, la situación en México es un poco desastrosa en el sentido de que la gente, en estos países donde la situación económica se ve muy afectada y se vive muy el día a día, pues claro, la gente normal, me refiero a trabajadores, pues van en transportes públicos y no se protegen prácticamente. Por supuesto, sin mantener la distancia seguridad sin mascarillas, cubrebocas como le llaman por aquí, esto ha generado mucho, mucho el contagio. Pues también es verdad que se siguen haciendo fiestas y aquí no hay controles como en España. Y también como estos países no existen las garantías en cuanto a los derechos de los trabajadores, como hay en España para el desempleo, ERTES o similares, la gente tiene que trabajar en las condiciones que sea. Aquí la gente que vive al día tiene que trabajar, porque o se mueren de hambre o se mueren de COVID. Ya lo decía el torero: “más cornadas dá el hambre”. La filosofía de vida aquí es que el COVID te puede tocar, sí, pero el hambre, si no lo solucionas, te mueres. La situación aquí está así. Estamos todos esperando la vacuna. Parece ser que el programa del gobierno federal es que las vacunas que se empiecen a poner sean gratuitas, y se van a empezar a implementar a toda la población a partir del mes de enero, como en España, empezando por las personas que estén dentro de los factores de riesgo y veremos a ver qué pasa. Pero aquí el problema se complica más porque son 125 millones de personas y hay un número importante zonas rurales o alejadas del centro de las ciudades a las que hay que llevar de vacunas que necesitaban a una cadena de frío altísima. Esto pues va a ser imposible. Para colmo estamos en el país donde todo vale, por lo que, si no se ponen controles férreos, incluso podrán llegar a falsificar vacunas. Pero bueno… esperemos que en enero nos podamos vacunar. 

¿Cómo estáis viviendo la situación del CGCEE, la falta de acción y de avances por parte del Gobierno de España y el inmovilismo de los últimos años?

Pues la verdad, estamos todos, como decimos también en México, sacados de onda. Es decir, estamos que no damos crédito, sobre todo el pleno del 2019, que no se llevó a cabo por culpa del gobierno. Nos dijeron que era por cuestiones de cambio de gobierno, pero que yo creo que podría haberse celebrado. Aunque las fechas de celebración se hubiesen atrasado algunas semanas. Yo hablo por mí, pero el sentir general de los consejeros es de incertidumbre, y sobretodo el que cada vez vemos más que nuestra labor no es reconocida, que somos prácticamente ya inexistentes. Porque no nos dejan trabajar, no nos convocan, no se convocan las Comisiones Delegadas. Así no se puede trabajar. Bueno, ahora parece ser que hay alguna reunión telemática de la Comisión Permanente. Y el pleno de este año, que tampoco se ha hecho. Entendemos lo del COVID, pero hay otros medios. Habría que buscar otra forma, porque si no es así, para qué vale este órgano? No se puede tener un Consejo General de la Ciudadanía que tiene un período de cuatro años donde no se sesione dos años seguidos, que es una auténtico despropósito. Entonces el tema está que estamos, yo por lo menos, muy decepcionados con las autoridades por no convocar todos estos plenos. El de este año es más comprensible por el tema del COVID, pero yo creo que todos los días va y viene gente y viene a México y a España y van y vienen los aviones casi medio llenos. Es decir, que hay formas de hacerlo. Lo que pasa que hay que tener voluntad política para querer hacerlo y querer que se nos escuche. Como es sabido hemos solicitado que se amplíe el mandato por una cuestión de necesidad. Que por lo menos se amplié unos meses, o hasta que se pueda ver si se puede viajar de forma segura para desarrollar los plenos. Aunque también, como saben, la consulta que se ha hecho por parte del Ministerio a la Abogacía del Estado ha dicho que no se pueden aplazar, que las elecciones a los Consejos de Residentes son cuando son, por lo que tocaría ya en este mes de diciembre la convocatoria, algo que ahora mismo consideramos una locura. En  primer lugar porque los consulados están todos cerrados al público, entonces no se puede ejercer el derecho al voto. Ahora mismo no sé sabe si en marzo se podrá. En segundo lugar porque no está disponible el personal del consulado que tiene que colaborar con el tema de los CRES. Y en tercer lugar porque conseguir los avales y conseguir los votos será prácticamente imposible, entre otras cosas por la complejidad que representan las distancias. Aquí tenemos unas distancias enormes. Desde Tijuana a Monterrey son casi 3000 kilómetros, casi tres horas de avión, que es como ir de Barcelona a Canarias. Estas son las distancias que tenemos. En estas condiciones, nadie va a votar. O sea, que convocar las elecciones es una cosa como un poco impensable. Todos estamos luchando para encontrar una solución, pero no será fácil. Lo que sí puedo decir que ha sido un logro, algo que hemos venido solicitando los consejeros del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior y por supuesto también los miembros de los CRES, y sobretodo en este caso mi persona, que he sido el más insistente y el más pesado con el director general, es que, por fin, hemos conseguido, después de tres años de petición, el famoso lector de toma de huellas para los pasaportes, que ese equipo móvil de pasaportes para nosotros nos hace una gran diferencia por las distancias. Ya lo tenían en otros países como Venezuela y Argentina y aquí, por la extensión, teníamos que tener uno. Y por fin llegó hace diez días y lo hemos conseguido. Y también queda agradecer al director general, a Juan Duarte, el que nos lo haya facilitado. Con esto va a poder la gente de Tijuana, de Ensenada, de Cancún, que están a distancias de dos y tres mil kilómetros, que no se tengan que desplazar al Consulado a la renovación o a la emisión del pasaporte por primera vez. Y eso es un logro que hemos hecho aquí internamente y creemos que se va agradecer mucho, porque no sólo es el traslado, sino el coste de los billetes de avión y en una noche de hotel para renovar un pasaporte. Un español que viva en Madrid, por ejemplo, va a su comisaría, que está a un kilómetro y le cuesta  a lo mejor un billete de metro o de autobús. Aquí te puede costar mucho dinero. Como un caso que teníamos de una familia en la costa del Pacífico, que eran siete miembros, todos con el pasaporte caducado. Venir aquí para renovar los pasaportes les suponía entre billete de avión, estancia y demás, casi 3000 euros. Y claro, no se lo podían permitir. Bueno… eso también lo hemos conseguido y es uno de las mejores acciones que hemos conseguido los consejeros de México para la colectividad española, por supuesto con el apoyo de los consulados y del director general.

¿En qué ámbitos entendéis que no puede pasar más tiempo sin que se tomen decisiones, se avance, y se progrese hacia el logro de las reivindicaciones de la emigración española?

Pues es un poco lo mismo. El tiempo se va en un suspiro y algunos avances tendrían que ser ya. De hecho, como no cambie la cosa tendríamos que hacer algo, movilizarnos los más de dos millones y medio de españoles que vivimos en el exterior, y formar una fuerza política, que ya se está pensando, ya se está mirando un partido de españoles en el exterior, que de alguna manera podamos reivindicar nuestros derechos, porque el tiempo pasa y los avances no se ven. Y encima es que nos callan, nos silencian, no nos dejan ir a un pleno, por lo que no podemos expresar lo que los ciudadanos españoles en el resto del mundo nos trasladan a través de sus representantes, que somos nosotros electos en urnas, así nos ignoran y nos los callan la boca en el sentido de decir: “Oye, oye, no vengas al pleno, no hay reuniones”. Entonces no podemos exponer nada, con lo cual hay que tomar otras medidas. Y el tiempo tiene que ser no para mañana, sino para ayer. Es decir: ya vamos tarde. Por lo tanto, hay que luchar en este camino para que a la emigración española se nos escuche también. Aportamos en remesas más de 11.000 millones de euros al Estado español, y los presupuestos que hay para la emigración españolas son cada vez más ridículos. Cada vez están cortando más las ayudas que hay para ciudadanos españoles que están en situación de extrema necesidad, así como para Centros y Asociaciones, para jóvenes y mujeres… Los presupuestos para la emigración se están reduciendo y se está aportando mucho a la inmigración, que también es importante, pero también nosotros porque somos un colectivo de cerca de 3 millones de españoles, lo que sería la tercera provincia de España con derecho al voto si estuviéramos todos empadronados en una misma provincia. Esto que hay que pensarlo entonces. Yo creo que tenemos que reivindicar más está esta situación y el tiempo se nos va de las manos y los gobernantes tienen que tomar decisiones ya. 

¿Que acciones o medidas proponéis para recuperar el tiempo perdido, después de dos años sin Plenos del CGCEE, con el mandato de los CRES a punto de finalizar y sin propuestas de fechas por parte del Gobierno?

Esto es un poco reiteración de lo que ya he dicho. Tuvimos unas reuniones por Zoom con bastantes de los 39 CRES constituidos en todo el mundo y se trabajó sobre la propuesta de ver si hay miembros del CGCEE o de los Consejo de Residentes que pidan la ampliación de este mandato de los CRES, y por supuesto el Consejo General, para poder finalizar y cerrar este período, este séptimo mandato. La mayor parte de los compañeros y compañeras de los CRES del mundo están de acuerdo en la ampliación, o sea que se prorrogue el tiempo necesario hasta que tengamos una la situación global de la pandemia que pueda ser segura para celebrar unos comicios electorales y terminar nuestro mandato y transmitir todas las propuestas en las que se ha trabajado, recordando que somos voluntarios, somos honorarios, no cobramos nada por esto y lo hacemos encantados. Pero pues que hacemos el trabajo, ya que en las cuatro comisiones trabajamos por los derechos de los emigrantes españoles, por lo menos que nos hagan caso. Yo creo que la mayor parte de los Consejos de Residentes están por la labor. Por ejemplo, aquí en México, los tres CRES que están constituidos los tres estamos de acuerdo en que se amplíe el plazo del período de voto. Sabemos que es muy difícil porque además la Abogacía del Estado ya se ha pronunciado en contra. Pero bueno, el que se posponga el acto del voto, aunque las elecciones se convocan ahora y que el voto no pueda hacerse en febrero, marzo, abril, mayo. Que se lleven a un período que sea seguro para votar, y que mientras tanto el Consejo General pueda desarrollar los dos Plenos pendientes y que las Comisiones Delegadas que tenemos pendientes de aprobar se celebren, aunque sean dos en el mismo año 2021, que esperamos que ya con la vacuna todo sea más más lógico y podamos hacer todo esto. Esta es mi opinión. 

¿Qué objetivos os ponéis para 2021?

Para el 2021, sobre todo hay que tener en cuenta varias cosas. La primera, tener en el recuerdo a todas las personas, familias, amigos, que lamentablemente a consecuencia de esta pandemia nos han dejado. La segunda, pues que los que han caído enfermo por este virus y por otras enfermedades tengan una pronta recuperación, que sabemos que hay muchos, muchos españoles que están por el mundo, también como en España falleciendo por el COVID. Sin ir más lejos, hace pocos días una ciudadana española de 48 años, que residía aquí, en Monterrey, falleció por el COVID. Y bueno, eso serían las dos primeras. Recordar a las personas que nos han dejado y también mandar mucha fuerza y mucha energía a todos los que estaban enfermos por el COVID y por otras enfermedades, para que haya una pronta recuperación. Y sobretodo también que el Gobierno, que en algunos casos sabemos que a través de la Consejería de Empleo lo hacen, pero bueno, a lo mejor no nos llega tanto el recurso, el que los ciudadanos que ahora están pasando momentos muy difíciles, ciudadanos españoles que no tienen trabajo ni recursos económicos debido a la pérdida de empleo, pues no sé, igual que se hacen ayudas en España, que se pudieran hacer también en el exterior. Por otro lado para el 2021, yo deseo que esta pesadilla pase, que tengamos esa vacuna que sea efectiva, o esas vacunas, que puedan llegar a toda la población, a todos los españoles que estamos en el exterior, a los que estéis en España y por supuesto a todo el mundo, para que esto quede como una pesadilla o un mal recuerdo. Y bueno… si se hace la ampliación del mandato de los Consejos de Residentes y del mandato del CGCEE, que podamos terminar y cerrar todo este capítulo de este séptimo mandato. Dejar todo bien, bien apañado, como decía mi abuela, y enfocar para el próximo 2022. Todos los compañeros que conformamos los 39 CRES que hay constituidos, y los 43 consejeros del CGCEE, siempre estamos intentando en la medida de lo posible apoyar a nuestros paisanos, a la colonia española en donde vivamos, y sobre todo en el continente americana, que debido a las situaciones desfavorables en muchos casos, lo están pasando muy mal, con una situación a veces muy complicada, tanto para los emigrantes españoles como para los ciudadanos locales. Como sabéis, muchos de nosotros estamos muy vinculados, en mi caso con los mexicanos, porque estamos casados con mexicanas o con mexicanos, o tenemos parejas o tenemos familia y esta situación nos está pegando mucho, por lo que espero y deseo que el que el año que viene ese sea un buen año para todos. En cuanto a salud y en cuanto a economía y en cuanto al CGCEE, que el Consejo General pueda terminar de desarrollar su período de mandato. Y los Consejos de Residentes igual. Y si no fuese así, pues bueno, pues tendríamos que empezar a movernos a partir de enero para intentar sacar los Consejos de Residentes adelante y poder de una forma creo que muy absurda conseguir a lo mejor siete votos para que podamos configurar o crear los Consejos de Residentes y arriesgándonos a conseguir los avales, los votos, hasta poniendo en riesgo nuestra salud. Esto también sería un poco lamentable que sucediese.