martes, 05 de julio de 2022

CONSEJERO EN EL CGCEE POR EL CRE DE ANDORRA

Gerardo Vizmanos: "Espero que en los próximos años, se reconozca la labor de los españoles que han emigrado y la imagen que dan de España como embajadores"

Gerardo Vizmanos CRE Andorra web
Gerardo Vizmanos, consejero en el CGCEE por el CRE de Andorra

¿Dónde nació, cuándo emigró y dónde vive? 

Nací en Barcelona y emigré a Andorra en 2009. Actualmente resido en Pal, Andorra.

¿Con qué expectativas se incorporará al CGCEE? 

Organizamos la candidatura al CRE con la intención de dar visibilidad y voz a la colonia española en Andorra, que representa un tercio de la población del país (26.000 españoles). Desde 2006 no se había constituido un CRE en Andorra y nosotros mismos desconocíamos su existencia hasta hace muy poco. A partir de la constitución del CRE recabamos inquietudes de los españoles en Andorra como son la mejora de los servicios consulares y las ayudas a los emigrantes retornados. Al incorporarme como consejero del CGCEE, podremos elevar estas inquietudes a la Secretaría del Ministerio y junto a los demás consejeros, hacer que nuestra voz sea escuchada.

Le suponemos consciente de la ralentización de los asuntos que el CGCEE tiene encima de la mesa desde hace años, y de los escasos, si no nulos avances de este órgano consultivo. ¿Qué espera del mandato que está a punto de iniciarse? 

Todo mandato se inicia con gran ilusión aunque creo que es fundamental reconocer la labor de nuestros antecesores y más cuando la mayoría de los consejeros elegidos somos bisoños. A partir de las líneas de acción emprendidas en los mandatos anteriores y con la facilidad que nos proporcionan las reuniones telemáticas que ya se vienen realizando, se tendrá que hacer un seguimiento de propuestas como la derogación del voto rogado, que parece que se puede aprobar en el Congreso en breve. Un tema que se podría desarrollar, es el de la representatividad de los españoles en el exterior con la posibilidad de tener diputados como sucede en otros países.

¿Cuáles son los temas más importantes que afectan a los emigrantes españoles que viven en el país que usted representará en el CGCEE?

En Andorra, al ser un país que no forma parte de la Unión Europea ni del Espacio Económico Europeo, existen ciertas peculiaridades en cuanto a tratados con España. Aunque no dispongamos de la tarjeta sanitaria española, sí que hay convenios de aplicación directa con la CASS (Caja Andorrana de Seguridad Social). En cuanto a las pensiones, también existen convenios en los que se tienen en cuenta la tributación en ambos países. Sin embargo, esta información no está al alcance de todo el mundo y se tendría que facilitar su acceso. Actualmente, el Gobierno de Andorra, después de unas reuniones recientes en Madrid, se ha comprometido a ofrecer ayudas a los españoles desempleados que retornen a España, por lo que será un asunto sobre el que habrá que hacer un seguimiento. También preocupa la deducción del IRPF que por error se ha realizado a los pensionistas residentes en Andorra, cuando existe un convenio por el que no se les deduciría. Sería importante disponer de una consejería de asuntos sociales para poder abordar estos temas. En cuanto a temas educativos y culturales, la presencia desde hace pocos meses de un Instituto Cervantes en la sede de la Embajada, extensión de la sede de Toulouse, abre un abanico de posibilidades del que ya estamos siendo testigos.

¿Cuáles considera que, en general, son las reivindicaciones más urgentes de la ciudadanía española en el exterior?

Mejora de los servicios consulares, sobre todo en países de gran extensión en los que es muy difícil realizar según qué trámites. Esto comportaría una mayor digitalización. Otro tema recurrente es el de la posibilidad de poder renovar el DNI sin tener que acudir a España.

La pérdida de la tarjeta sanitaria de los emigrantes tendría que revisarse y dar otras opciones a los españoles que marchan de España.

La derogación del voto rogado y el cambio de término de CERA por Censo de Españoles Residentes en el Extranjero haría justicia a un colectivo que ha menudo se ha visto estigmatizado.

¿Alguna otra reflexión que desee hacer? 

Espero que en los próximos años, se reconozca la labor de los españoles que han emigrado y la imagen que dan de España como embajadores. El trabajo, la empatía, la improvisación y el talento son señas de identidad de nuestro pueblo, que generan simpatías por todo el mundo.