sábado, 28 de enero de 2023

Asuntos Exteriores invertirá en 2023 un 6,5% más en el Instituto Cervantes

GRAF1160. FRÁNCFORT, 17/03/2022.- El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, durante la presentación del programa de España como país invitado a la Feria del Libro de Fráncfort, este jueves, en Fráncfort. EFE/ Friedemann Vogel
Foto de Archivo dl director del Instituto Cervantes, Luis García Montero en Fráncfort. EFE/ Friedemann Vogel

Agencia EFE 

La secretaría de Estado para Iberoamérica destinará en 2023 casi 81 millones de euros al Instituto Cervantes, cinco millones más sobre el ejercicio anterior (un 6,5 % más), y que a finales de año abrirá su nueva sede en Los Ángeles, la cuarta en Estados Unidos después de las de Nueva York, Chicago y Albuquerque.

En una comparecencia en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, el secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe, Juan Fernández Trigo, ha explicado que en torno al 93 % del presupuesto de su departamento se asigna al Cervantes, que en total contará para 2023 con más de 167 millones de euros.

De esta cuantía, 80,9 millones corresponderán a esta secretaría de Estado, cinco millones más sobre 2022; 74,5 millones proceden del capítulo de transferencias corrientes y 6,8 millones del de transferencias de capital.

Las cuentas del Ministerio de Asuntos Exteriores registrarán para el próximo año una subida del 13,7 %, hasta alcanzar los 2.192 millones de euros, de los que 86,65 millones son para la secretaría de Estado para Iberoamérica y el Caribe, un 7,1 % más respecto a 2022.

Entre los apartados más abultados, además del Cervantes, el responsable ha citado los 655.000 euros que se gastarán en la organización de la Presidencia española de la UE -en el segundo semestre del próximo año-, los gastos de personal (2,67 millones, un 0,91 % más debido el aumento global retributivo de los empleados públicos); y los 1,15 millones de gastos corrientes en bienes y servicios.

En cuanto al Cervantes ha recordado su pujanza en el continente africano, en el que se ha abierto una sede en Senegal por su fuerte demanda, y en Costa de Marfil hay 500.000 personas estudiando español.

Tras señalar que se ha llegado "tarde" en la defensa del español, ha explicado que se está impulsando una fuerte línea de trabajo para introducir el idioma en el Caribe anglófono (15 países) que, por ejemplo, vota en bloque en las Naciones Unidas en asuntos como las candidaturas al Consejo de Seguridad; y también se trabaja en estos momentos en que el español se estudie en secundaria en Trinidad y Tobago.

Por otro lado, se sigue intentando que las seis lenguas oficiales de la ONU, entre ellas el español, puedan ser usadas en los pleitos internacionales, entre otras razones porque las traducciones encarecen mucho los procesos judiciales.

Para ello, ha añadido, "hay que conseguir los dos tercios de la Asamblea General de la ONU" y a los cinco miembros permanentes de su Consejo de Seguridad, entre ellos Reino Unido y Francia, "que no nos lo van a poner fácil, pero estamos haciendo ese trabajo". EFE

msr /jlp