domingo, 17 de enero de 2021

VOTO ROGADO: 10 AÑOS SIN RESOLVER

Marco Ferrara: "No me creo que en 10 años no haya habido modo de eliminar el voto rogado"

Marco Ferrara
Marco Ferrara

Ferrara aboga por que los 2,5 millones de residentes en el exterior tengan parlamentarios y lamenta que el voto rogado cumpla 10 años sin resolver.

El secretario general del PSOE Lausanne y exportavoz del PSOE Europa recuerda que los españoles en el exterior son una población equivalente en número a la de Galicia o a la de Castilla y León y que no tiene posibilidad de ser elegida, cuando la Constitución garantiza el derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos.

El secretario general del PSOE Lausanne, Marco Ferrara, ha defendido en la radio argentina la creación de circunscripciones exteriores como única forma para que los 2,5 millones de residentes en el extranjero participen en la política española.

"Si no tienes diputados para defender tus preocupaciones en el Parlamento, tu existencia en la política y en las decisiones es escasa. Nadie se interesa por lo que está lejos si no tienes a alguien donde se toman las decisiones", apunta el que fuera portavoz del PSOE Europa del 2004 al 2012.

En una entrevista en LU9 Mar del Plata, Ferrara recuerda que "durante años, hemos trabajado para ampliar el espacio de los residentes en el exterior en la política española, dar cabida institucional a esta población, para que tuviéramos nuestros propios representantes en el Congreso de los Diputados y en el Senado, al igual que cualquier residente en la península. Estuvimos a punto de conseguirlo. La idea entró en el programa electoral con Zapatero, se ha mantenido en el de Rubalcaba y luego se retomó en la candidatura de Carme Chacón a liderar el PSOE. La propuesta tuvo unas épocas de mayor fuerza y ahora hay otras preocupaciones en primera línea."

Cumplir el artículo 23 de la Constitución

La solución consistiría en dotar a los españoles en el exterior de diputados y senadores propios, en un número acorde a la población, al igual que se eligen en España. Italia, Francia y Portugal lo han hecho, mientras "los españoles en el exterior estamos votando a personas que se presentan en España, sin poder ser nuestros propios candidatos: esto es un fallo de la democracia, ya que impide que los españoles en el exterior tengamos acceso al sufragio pasivo, que consiste en ser candidatos y que es un derecho garantizado por la Constitución.

En su artículo 23, la Carta Magna establece que "los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos" y que, "asimismo, tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos". Subraya Marco Ferrara que "hoy por hoy, esto no está siendo posible para 2,5 millones de españoles, el equivalente de toda la población de Galicia o de toda la población de Castilla y León. Es un tema que hay que resolver".

Perú se ha inspirado de la idea del PSOE Europa

Ferrara se ha mostrado feliz que en Perú se acaben de poner en marcha escaños por el exterior, inspirándose directamente de las ideas que en su día había propuesto el PSOE Europa para España. "Hubo contactos con representantes políticos de Perú, que se interesaron", desvela.

Voto rogado: 10 años sin resolver

Preguntado sobre el origen del voto rogado generalizado en 2011, el responsable socialista en el exterior relata que "hace une década se difundieron rumores y sospechas sobre posibles fraudes en el voto exterior, que nunca se demostraron, pero que asustaron a dirigentes de varios partidos políticos y que generaron una decisión incorrecta". Añade que "el PSOE somos el único partido que ha reconocido y lamentado el error, por parte del propio Zapatero, que acabó su mandato con ese punto amargo para él y para nosotros."

Ferrara observa que "llevamos 10 años con el voto rogado. No me creo que en 10 años de trabajo en el Congreso de los Diputados y en el Senado no haya habido modo de solucionarlo. Sabemos que en la política española es muy complicado alcanzar acuerdos con el PP y esta situación es más que inaceptable.