domingo, 14 de abril de 2024

El presidente de Cataluña inauguró en Argentina la nueva delegación de la Generalitat

Cataluña Delegación en Argentina web
La consejera de Acción Exterior de la Generalitat Meritxell Serret, el presidente de la región española de Cataluña, Pere Aragonès (c), y el delegado del gobierno de Cataluña para el Cono Sur, Josep Vives (d), en la inauguración de la nueva delegación de la Generalitat de Catalunya en América Latina, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Matías Martin Campaya

Agencia EFE

El presidente catalán, Pere Aragonès, encabezó en Buenos Aires la inauguración de la nueva delegación de la Generalitat en el Cono Sur, donde defendió el derecho a tener una política exterior.

Ante miembros de la comunidad catalana en Argentina y escoltado por una bandera de la región autónoma de Cataluña, el político independentista dijo estar "convencido" de que esta relación que se inicia "será muy fructífera" para todas las partes.

La nueva delegación, situada en el barrio de Belgrano de la capital argentina, tiene como fin elevar la representación institucional del Gobierno autónomo catalán en Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile, que se suma a las acciones comerciales que ya desempeñaba en esos países latinoamericanos.

Aragonès -de visita en Argentina dentro de una gira por diversos países latinoamericanos- destacó las "muchísimas oportunidades" que se abren en este nuevo vínculo con el Cono Sur, de nuevos negocios y de inversión en el sectores de innovación, infraestructura, educativos y culturales.

El jefe del Ejecutivo catalán también recordó los vínculos históricos con Argentina, por lo que indicó que la delegación seguirá "el acompañamiento institucional" a las comunidades catalanas presentes en la región y su descendencia.

"El Gobierno de Cataluña es también el Gobierno de los catalanes que estén en Argentina y tenemos la obligación de acompañarlos siempre", afirmó.

INDEPENDENCIA Y RELACIONES EXTERIORES

El político independentista defendió en un diálogo anterior con periodistas que Cataluña haga política exterior y consideró las críticas como parte de la "normalidad del debate político".

Pero reconoció que dado que Cataluña "aún" no es un estado independiente, los convenios de cooperación "son más fáciles" con los Gobiernos subnacionales, como el que firmó en la víspera con la provincia de Buenos Aires.

Pero Aragonès agregó que "no excluye" poder trasladar a los Gobiernos soberanos su visión política, y, de hecho, fue recibido por el jefe de Gabinete de ministros argentino, Agustín Rossi.

El también coordinador nacional de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) contestó que espera una "relación de respeto" con la embajada de España en Argentina y que el vínculo no sea "de impedir, sino de ayudar si se precisa ayuda".

El delegado del Govern de la Generalitat de Catalunya en el Cono Sur, Josep Vives, abrió el acto diciendo: "Venimos a trabajar, a compartir, a aprender y a crecer juntos humanamente, económicamente y institucionalmente y como nación".

Le siguió la consejera de Acción Exterior y Unión Europea de Cataluña, Meritxell Serret, quien destacó la "relación de confianza" entre las distintas sociedades y se esperanzó en que "con presencia reforzada" puedan acompañar al director regional de Catalonia Trade & Investment, Horacio Babini Bosch, en las relaciones comerciales.

Esta inauguración fue el último tramo de una nutrida agenda política, económica y cultural una visita a Argentina.