martes, 26 de enero de 2021

La Generalitat pide a la Junta Electoral Central avanzar para enviar a los catalanes residentes en el exterior el sobre y la tarjeta censal

Agencia EFE

La Generalitat ha pedido a la Junta Electoral Central (JEC) poder avanzar el envío del sobre y la tarjeta censal a los catalanes que residen en el exterior, sin esperar a la proclamación definitiva de candidaturas, a fin de facilitar su derecho al voto.

El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé, ha dado a conocer esta petición a la Junta Electoral en una rueda de prensa realizada en el Parlament en la que también ha insistido en la necesidad de que el Gobierno del Estado promueva la supresión del voto rogado en la legislación estatal por entender que es discriminatorio.

Bernat Solé pedirá, de todos modos, a la JEC que, mientras no tenga lugar esta supresión, se pueda "avanzar" el trámite del voto rogado para que los ciudadanos que viven en el exterior dispongan de más tiempo y facilidades.

El objetivo, ha afirmado, es que la Junta Electoral permita "ampliar plazos" en un período en que las restricciones inherentes a la pandemia dificultan aún más los trámites del voto exterior, y teniendo en cuenta los precedentes, ya que en las elecciones de 2017 solo votaron 27.000 personas de un censo total de inscritos de 206.000.

La Generalitat quiere que los ciudadanos residentes en el exterior reciban antes de lo habitual la tarjeta censal junto al sobre donde depositar los votos, lo que permitiría ganar tiempo y, cuando ya sean proclamadas oficialmente las candidaturas, puedan descargar por Internet la papeleta que desean, imprimirla y depositarla dentro del sobre lo antes posible.

"Creemos que se trata de una petición razonable y que no debería haber ningún motivo para rechazarla", ha insistido el conseller de Acción Exterior, que por otra parte, ha lamentado que la ley de voto electrónico que presentó el Govern quedara encallada en el Parlament al no disponer de la mayoría requerida de dos tercios para tirar adelante.

Según el conseller Bernat Solé, al Govern no le consta que los tres grupos que presentaron enmiendas a la totalidad (Cs, PSC y PPC) "hayan cambiado de opinión", aunque en cualquier caso no resulta recomendable cambiar la normativa electoral poco tiempo antes de unas elecciones.

Disponer de la posibilidad de emitir el voto electrónico "habría facilitado muchísimo" votar en la actual situación de pandemia, motivo por el que Solé ha emplazado a todos los partidos a aprobar la ley electoral catalana y que esta incluya la modalidad de voto electrónico durante la siguiente legislatura.

Ha confirmado que el lunes tendrá lugar la segunda reunión oficial de la "mesa de partidos" para acordar cómo tendrán lugar las elecciones del 14F, y ha explicado que en las reuniones técnicas que han tenido lugar esta semana se ha avanzado mucho para lograr "el consenso en los elementos esenciales".

Por ejemplo, ha precisado, los partidos coinciden en la necesidad de que sea una jornada electoral basada en franjas horarias voluntarias para la población, con el propósito de garantizar la seguridad de los votantes.

También hay consenso "en el 'mailing conjunto', en los protocolos de seguridad, y en que debe haber un cuadro de escenarios" que permita establecer con criterios estrictamente epidemiológicos cuándo estaría justificado aplazar la convocatoria electoral.