jueves, 04 de junio de 2020

EN CATAUÑA

Cs y PPC piden derivar gasto de Acción Exterior de la Generalitat a COVID-19

El conseller de Acció Exterior de Cataluña Bernat Solé
El conseller de Acció Exterior de Cataluña Bernat Solé
Ciudadanos y PPC han pedido al conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Bernat Solé, que diseñe un "plan de emergencia" para recortar el gasto de su departamento y liberar fondos para la lucha contra la COVID-19.

Solé, designado para sustituir al también republicano Alfred Bosch al inicio de la crisis del coronavirus, ha comparecido este miércoles de forma telemática en comisión parlamentaria.

En el turno de réplica, la diputada de Ciudadanos Susana Beltrán ha pedido que se modifique el proyecto de presupuestos de la Generalitat, que se votará el próximo 24 de abril en un pleno en formato reducido, para suprimir las partidas del departamento de Acción Exterior que no sean de primera necesidad; por ejemplo, las dirigidas a mantener la actividad de las delegaciones catalanas en el extranjero.

El diputado del PPC Daniel Serrano también ha pedido un "plan de adelgazamiento" para la conselleria de Solé, y ha ido más allá al asegurar que se trata de un departamento "perfectamente prescindible".

En su opinión, lo más conveniente sería suprimir su actividad y reubicar a sus trabajadores en otros departamentos que estén desbordados por la crisis de la COVID-19.

Por su parte, el diputado del PSC, Ferran Pedret, y la diputada de los comunes, Susana Segovia, han coincidido en agradecer a Solé que haya abogado por huir de "debates superfluos" y de la "confrontación" entre administraciones, si bien han lamentado que esta actitud no sea la que impere en todos los miembros del Govern.

En este sentido, Pedret ha destacado que parte del trabajo de la consellería de Acción Exterior para facilitar el regreso de catalanes en el exterior se ha hecho en colaboración con el Ministerio de Exteriores e instituciones de otros países.

Segovia, por su parte, ha reclamado el "compromiso" de no recortar en los fondos destinados a la cooperación internacional, tal y como hizo la Generalitat en la crisis financiera del 2008.

En la misma línea se ha manifestado Carles Riera, de la CUP, que ha emplazado a la Generalitat a desempeñar un papel "protagonista y referencial" en solidaridad con los países más vulnerables.