jueves, 22 de octubre de 2020

Cataluña y Flandes piden en Bruselas que las regiones gestionen los fondos de recuperación post-COVID 19

Cataluña y Flandes reclamaron que la Unión Europea (UE) priorice a las regiones a la hora de repartir el dinero del fondo de recuperación pospandemia de coronavirus, según expresaron el conseller de Acción Exterior de la Generalitat de Cataluña, Bernat Solé, y el ministro-presidente de Flandes, Jan Jambon, en un encuentro celebrado en Bruselas.

A ojos del Govern resulta "importante" que Bruselas ponga el foco en las regiones, ya que éstas cuentan con "más conocimiento y proximidad" con las necesidades ciudadanas derivadas de la crisis sanitaria.

"La reconstrucción del país y de Europa pasa por una colaboración con las regiones y los territorios. Lo tenemos que hacer desde la proximidad ya que sabemos cuáles son las prioridades y trabajaremos en ellas", afirmó Solé tras el encuentro.

Jambon, por su parte, afirmó que "a veces los Estados miembros tienen otros objetivos" a la hora de asignar los citados fondos de reactivación económica, por lo que la solución pasa por "trabajar de manera conjunta" entre los territorios antes que a nivel nacional.

Solé también se pronunció sobre el aumento de contagios habido en Cataluña, donde en apenas 24 horas se han registrado más de 900 nuevos positivos, 250 en Barcelona.

"Barcelona, más que un nuevo foco, cuenta con un incremento del número de infectados. Estamos atentos a esta evolución y nos preocupa la situación económica, pero por encima de todo está la salud de las personas", aseveró.

Asimismo, afirmó que la ciudadanía catalana contará con "todas las garantías" para salir de esta situación y no concretó si el Govern pondrá en marcha nuevas iniciativas legislativas en caso de que la situación empeore en los próximos días.

ESPIONAJE TELEFÓNICO

Además de la crisis sanitaria, Solé también se refirió al espionaje que sufrieron tanto el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, como otros políticos independentistas, según reveló ayer, martes, el diario "El País".

A su juicio, la situación "debe ser denunciada" ya que el presunto espionaje supone un delito contra "la protección de los datos personales".

"Es una situación nunca deseada y que a nivel internacional no se puede entender"añadió, antes de afirmar que el Govern "trabajará" para arrojar luz sobre el caso y para que "se depuren las responsabilidades oportunas".