viernes, 05 de junio de 2020

Bernat Solé reconoce el trabajo de cooperación en un contexto de crisis sanitaria

El conseller de Acción Exterior de Cataluña, Bernat Solé
El conseller de Acción Exterior de Cataluña, Bernat Solé

El consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé, ha participado en una reunión telemática con una veintena de organizaciones del ámbito de la acción humanitaria organizada por la Dirección General de Cooperación al Desarrollo y la agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD) para abordar la respuesta a la crisis sanitaria generada por la Covidien-19.

En el encuentro se ha compartido información sobre las actuaciones que se están llevando a cabo tanto en Cataluña como en los países socios de la cooperación catalana en el marco de la pandemia del coronavirus. En este sentido, Solé ha querido reconocer y agradecer el trabajo del sector de la cooperación, y ha identificado el contexto actual como una ventana para hacer pedagogía sobre cómo se sufre una crisis humanitaria: "La crisis del coronavirus es una oportunidad para sensibilizar a la población sobre el hecho de que pandemias como la que padecemos hoy las padecen de forma continuada muchos territorios del mundo ".

El consejero, que se ha puesto a disposición de las entidades, contrastó la situación generada por el coronavirus en Cataluña con otros puntos del planeta que la están viviendo en condiciones diferentes: "Si en Cataluña estamos poniendo sobre la mesa carencias de recursos, como están aquellas zonas que hoy sufren esta pandemia y que no pueden plantear esta falta de recursos para que no los han tenido hasta ahora? ". Solé también ha apelado el sector para afrontar el futuro una vez superada la crisis sanitaria: "Os necesitaremos para implementar políticas que pasen por un entendimiento mucho más global, porque ha quedado patente la falta de interconexión entre territorios".

En esta línea también se ha expresado el director general de Cooperación al Desarrollo, Manel Vila, que ha reconocido las entidades como un "altavoz de lo que está pasando en el sur" y como una "antena para poder reaccionar rápidamente a la mínima que un país dé señales de alarma ". Además, la directora de la ACCD, Carmen Gual, ha puesto en valor la experiencia de estas organizaciones en la gestión de epidemias y situaciones sanitarias complejas, y ha agradecido el trabajo que están haciendo tanto en Cataluña como de otros territorios de todo el planeta.

Con el objetivo de compartir información, la Dirección General de Cooperación al Desarrollo y la ACCD están trabajando para crear un espacio donde compartir los recursos y el conocimiento generado por las diferentes organizaciones.

La cooperación, un pilar de la acción exterior catalana

En su intervención en el encuentro, la primera que Solé hace con el sector como miembro del Gobierno, el consejero ha reafirmado la cooperación al desarrollo como "uno de los pilares fundamentales del Departamento de Acción Exterior" y recordó el compromiso de la Generalidad en alcanzar el 0,7% en ayuda al desarrollo en el año 2030. También ha hecho referencia al aumento de la partida dedicada a este ámbito previsto en los presupuestos de 2020, a la espera de que se aprueben.

Entre las organizaciones asistentes había LaFede.cat, el Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo, ACNUR, MSF, UNRWA, Acción contra el Hambre, Save the Children, Cruz Roja, Médicos del Mundo, Oxfam Intermon, Farmamundi, Cooperacció, el Asamblea de Cooperación por la Paz y Creart, entre otros. En la reunión telemática también han participado el Departamento de Salud, la Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento de Barcelona.

Cese de Mireia Borell

Por otra parte, el conseller d’Acció Exterior, Bernat Solé, ha decidido cesar a la hasta ahora secretaria de Acció Exterior i de la Unió Europea, Mireia Borrell, según ha avanzado este lunes el diario ARA y han confirmado fuentes de la Conselleria a La Vanguardia.

La decisión se ha tomado tras el escándalo del caso de presunto acoso sexual de Carles Garcías, ex jefe de gabinete del conseller Alfred Bosch, que también acabó dimitiendo por cómo había gestionado todo el asunto. Según fuentes de la Conselleria, el objetivo de la destitución de Borrell, número tres del Departament de Bosch, es “devolver la confianza de todos” en Exteriors. Según estas fuentes, Borrell estaba muy vinculada a Bosch y con todo lo ocurrido se le había perdido la confianza.