Domingo, 19 de Mayo de 2019

Las cuatro Universidades públicas de Castilla y León constituirán un consorcio para la internacionalización del sistema universitario

Rey con la delegación de alumnos de FP que participará en Spainskills a la que anima a conseguir nuevas medallas para Castilla y León
Rey con la delegación de alumnos de FP que participará en Spainskills a la que anima a conseguir nuevas medallas para Castilla y León

El Monasterio Nuestra Señora de Prado, sede de la Consejería de Educación, ha acogido esta mañana a tres rectores y un vicerrector de las universidades públicas de Castilla y León –Manuel Pérez Mateos, de la Universidad de Burgos; Juan Francisco García Marín, de la Universidad de León; Efrem Yildiz Sadak, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Salamanca, y Antonio Largo Cabrerizo, de la Universidad de Valladolid- que han manifestado su intención de constituir un consorcio para la internacionalización del sistema universitario de Castilla y León. 

El acto ha estado presidido por el consejero de Educación, Fernando Rey, quien ha destacado que el atractivo que demuestran las cuatro universidades públicas de la Comunidad con sus especificidades -dos universidades con 800 años de antigüedad y dos universidades jóvenes especializadas- hacen que este consorcio se convierta en “una perfecta herramienta que permitirá conseguir los objetivos marcados por la Comisión Europea para la atracción de estudiantes, profesores e investigadores a Europa, en nuestro caso particular, a Castilla y León”.

La internacionalización de las universidades es una prioridad en el marco europeo de educación superior y, en este sentido, la estrategia de la Comisión Europea es conseguir que las universidades se unan para aumentar su masa crítica y su eficiencia y poder liderar en un contexto mundial altamente competitivo. Por este motivo, la Comisión Europea publicó el 28 de octubre de 2018 su convocatoria de propuestas de 2019 para el programa Erasmus+, y de un presupuesto previsto de 3.000 millones de euros, se han destinado 30 millones de euros a las universidades europeas adscritas. Esta nueva iniciativa fue respaldada por los dirigentes de la Unión en la Cumbre Social de Gotemburgo de noviembre pasado y es una de las medidas dirigidas a establecer un Espacio Europeo de Educación de aquí a 2025. Precisamente, en esta misma línea se enmarca la constitución de un consorcio de las cuatro universidades públicas de la Comunidad para la internacionalización del sistema universitario de Castilla y León.

Colaboración interuniversitaria

Esta nueva colaboración interuniversitaria tiene sus antecedentes en el consorcio BUCLE (Bibliotecas Universitarias de Castilla y León), cuyo objetivo es el intercambio de información bibliográfica, la racionalización de los recursos económicos para el mantenimiento y aumento de las colecciones bibliográficas, la formación permanente y profesional del personal de bibliotecas y cualquier otra actividad común para el desarrollo de la cooperación bibliotecaria.

Otro ejemplo de trabajo conjunto y eficiencia es el convenio INFRARED, también denominado Infraestructuras en red, suscrito por las cuatro universidades públicas de la Comunidad para compartir equipamiento científico-técnico, que sirve de estímulo y demostración de buenas prácticas para la formación de un consorcio para la internacionalización del sistema universitario de Catilla y León que hoy han anunciado los rectores de las cuatro universidades públicas de la Comunidad.

Junto a este proyecto está en marcha la firma de otro convenio, tal y como se estableció en uno de los puntos del pacto de titulaciones firmado en julio de 2016, para la creación de una plataforma común para la formación online de las universidades públicas.

Sin menoscabo de los planes estratégicos en internacionalización de cada una de las universidades, que siguen siendo independientes a la hora de gestionar su evolución internacional, las cuatro universidades van a desarrollar acciones conjuntas de internacionalización que les permitan ser más atractivas para estudiantes, profesores e investigadores de países como EEUU, Marruecos o Argelia, por citar solo aquellos en los que las cuatro universidades ya colaboran conjuntamente.

La oferta por parte de las cuatro universidades de un curso de español en verano dirigido a estudiantes universitarios americanos, en el que los estudiantes podrán estudiar una semana en cada universidad, fue muy bien acogida por las universidades miembros de HACU (Hispanic Association of Colleges and Universities) en el viaje a Texas que de las universidades junto a la Consejería de Educación en enero de 2019. Además, también se está trabajando en propuestas de másteres conjuntos y formación de profesionales bilingües en todos los ámbitos.