martes, 11 de agosto de 2020

La Junta de Castilla y León trabaja para garantizar la seguridad de los castellanos y leoneses que están fuera de la comunidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (c), junto al vicepresidente, Francisco Igea , y a la consejera de Sanidad, Verónica Casado. EFE/NACHO GALLEGO
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (c), junto al vicepresidente, Francisco Igea , y a la consejera de Sanidad, Verónica Casado. EFE/NACHO GALLEGO

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, ha contactado en la mañana de hoy con la consejera de Presidencia, Cultura e Igualdad del Gobierno Balear, y con el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno Canario, para hacerles conocedores de una situación que puede generar inconvenientes o problemas a los castellanos y leoneses que se encuentren en los territorios insulares.

La principal preocupación de la Junta está en la alerta ante la cancelación de vuelos que estaban programados para regresar a la península y el cierre inminente de los establecimientos hoteleros donde puedan estar alojados castellanos y leoneses que, debido a esta circunstancia, puedan encontrase en una situación de grave desamparo.

Ibáñez ha instado a los responsables de sendas comunidades a que ante una situación de estado de alarma, que supone la misma gravedad en todo el territorio nacional, establezcan en la medida de lo posible los mecanismos oportunos para poder identificar estas situaciones. “Nuestra preocupación alcanza a todos nuestros paisanos, estén donde estén, debemos proveerles del amparo mínimo imprescindible en tanto en cuanto se mantenga esta situación en la que puedan encontrar problemas para retornar a casa o sencillamente para alojarse donde estén” aclaró el consejero.

En este sentido, se está trabajando desde la Consejería de Cultura y Turismo para identificar, a través de agencias de viajes y organismos competentes, a las personas que puedan encontrase en esta situación.

Asimismo, el consejero ha comunicado esta circunstancia al Gobierno de España, de tal forma que el ejecutivo nacional contemple la posibilidad de buscar soluciones también a los castellanos y leoneses que se encuentren en un caso similar en países extranjeros.

Ibáñez ha reiterado el compromiso de la Junta con los gobiernos Balear y Canario para colaborar en todo momento ante esta situación y hacerle frente con toda la responsabilidad que al gobierno le merecen los castellanos y leoneses.