sábado, 18 de mayo de 2024

La Junta amplía las ayudas al retorno de «Pasaporte de Vuelta»

El consejero de Presidencia, Luis González Gago, en una imagen de archivo

La Consejería de Presidencia ha convocado las ayudas del programa "Pasaporte de Vuelta", destinadas a facilitar el retorno a Castilla y León de ciudadanos originarios de la Comunidad que residen en otras regiones españolas o en el extranjero.

"Hasta el año 2022, este programa se centraba únicamente en apoyar el retorno de emigrantes castellanos y leoneses desde otros países. Sin embargo, en 2023, se introdujo una nueva línea de ayuda dirigida a aquellos oriundos de Castilla y León que vivieran en otras comunidades españolas", según explican desde la Junta, "el resultado fue muy positivo, evidenciando un alto interés por parte de los posibles beneficiarios, lo que llevó a ajustar las futuras convocatorias a esta demanda". 

De ahí que para este año se haya decidido unificar las convocatorias anteriores en una sola, simplificando así el proceso de solicitud y evaluación, y optimizando el presupuesto destinado a estas ayudas.

La dotación inicial para el programa "Pasaporte de Vuelta" en 2024 es de 520.000 euros, un aumento del 30 % con respecto a los 400.000 euros asignados en 2023 para ambos programas combinados. Además, se contempla la posibilidad de ampliar este presupuesto para cubrir el mayor número de solicitudes.

El año pasado se otorgaron 144 ayudas: 81 a personas que regresaron desde otras comunidades autónomas y 63 desde otros países. El 72 % de los beneficiarios fueron menores de 35 años y el 57 % fueron mujeres. Más de la mitad de los retornados se establecieron en zonas rurales de Castilla y León.

El consejero de Presidencia, Luis González Gago, considera muy positiva esta tendencia, ya que "el programa busca ser una herramienta en la lucha contra la despoblación, apoyando a las familias jóvenes que regresan a la región, especialmente al medio rural".

En 2024, como novedad, se establece un proceso de baremación de las solicitudes que prioriza el retorno al medio rural, así como el retorno de familias y de aquellos ciudadanos con discapacidad superior al 33 %.

Los solicitantes deben tener la intención de retornar a Castilla y León antes del 1 de agosto de 2024, o haber regresado en los últimos dos años y estar empadronados en la Comunidad. Además, deben haber residido fuera de la región al menos dos años en los últimos cinco, o haber trabajado fuera de la región durante al menos un año (en el caso de personas mayores de 35 años) o seis meses (en el caso de menores de 35 años) en los últimos cinco años. 

La cuantía de la ayuda varía según la edad y las circunstancias familiares del solicitante, con un máximo de 6.600 euros por persona. El plazo de solicitud finaliza el 31 de mayo y puede realizarse de forma presencial o electrónica, acompañada de la documentación requerida.