Martes, 12 de noviembre de 2019

INTERVENCIÓN EN EL PARLAMENTO

El III Plan de la Ciudadanía Castellano-Leonesa en el Exterior, prioridad para Igea

El III Plan de Ciudadanía Castellano-Leonesa en el Exterior, prioridad para Igea
El III Plan de Ciudadanía Castellano-Leonesa en el Exterior, prioridad para Igea

Una de las prioridades reseñables para los próximos cuatro años, vinculadas con la emigración castellano-leonesa para el gobierno de la Junta, será trabajar por garantizar  la calidad de vida de los emigrantes que se puedan encontrar en una situación de precariedad, en concreto de los 450.000 residentes en otras CC.AA y los 177.000 en el extranjero, así como de los 140.501 extranjeros llegados a Castilla y León.

Igea, que compareció el pasado lunes en el Parlamento ha avanzado la inminente negociación que se iniciará a finales de este año del III Plan de ciudadanía castellana y leonesa en el exterior, cuyo contenido se consensuará en el marco del Diálogo Social. Esta consejería de nueva creación, competente en la materia, dará prioridad a las ayudas a castellanos y leoneses en situación de necesidad, planteará una nueva normativa para las comunidades castellanas y leonesas en el exterior, y también una regulación nueva que favorezca el retorno de emigrantes, facilitar su acceso al mercado laboral, mantener becas de estudio y apoyara acciones que mantengan viva la memoria de la emigración.

La consejería asume como reto la elaboración y la aprobación del IV Plan Director de Cooperación para el Desarrollo de Castilla y León, que deberá recoger las prioridades de la política regional en esta materia para los próximos años, asumiendo los nuevos retos que nos plantea el contexto internacional globalizado, y en el que deberá consolidarse el Enfoque Basado en Derechos Humanos.

Este esfuerzo de programación se complementará con un proceso normativo que culminará con una modificación de la Ley 9/2006 de Cooperación al Desarrollo para adaptarse al actual contexto internacional y a la evolución del concepto de desarrollo.

Y además, las intervenciones de cooperación para el desarrollo deberán plantearse con indicadores de seguimiento y evaluación que permitan analizar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados en la Agenda 2030.