sábado, 01 de octubre de 2022

Y AUGURA A LA COMPAÑÍA UN FUTURO “ESPLENDOROSO”

Miguel Ángel Revilla felicita la “historia de éxito” de Brittany Ferries en Cantabria

Cantabria Revilla Aniversario_ferry web

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha felicitado hoy la “historia de éxito” de Brittany Ferries en Cantabria, naviera francesa que cumple su 50 aniversario y que lleva 44 años operando en Santander, y ha augurado un futuro “esplendoroso” para la compañía en la Comunidad Autónoma, gracias a las inversiones que la Autoridad Portuaria tiene planificadas en un horizonte temporal de dos años, por valor de casi 150 millones de euros, entre las que se encuentran la nueva terminal de cruceros o la estación de gas natural licuado. 

En su intervención en el acto conmemorativo de esta efeméride, que ha tenido lugar a bordo del buque Galicia, atracado en la Estación Marítima, el presidente ha destacado el compromiso de Brittany Ferries con Cantabria y su importancia para la economía cántabra, a la que aporta un “plus extraordinario”.

Pese a los malos pronósticos surgidos a raíz del Brexit y posteriormente con la pandemia, Revilla ha puesto en valor el incremento de pasajeros previsto para este año, un 14% más con respecto a 2019, que fue un ejercicio de record para Brittany Ferries en sus operaciones con Cantabria. Así, la previsión de la compañía es superar en 2022 los 200.000 viajeros.

“Cantabria no se ha resentido y estoy seguro de que va a ir a más. Los ingleses descubren en esta región un complemento a Inglaterra muy importante”, ha dicho el jefe del Ejecutivo, para quien los datos atestiguan que la región “se está convirtiendo en un lugar de moda” no solo para el turismo nacional, sino también para el extranjero, que hasta ahora era el principal “hándicap”.

Además, ha dado la bienvenida al anuncio que ha realizado Cristhope Mathieu, consejero delegado de Brittany Ferries, de que la empresa va a contratar personal español y cántabro, con formación en francés, para cubrir las necesidades de recursos humanos de sus nuevos buques, entre ellos el Santoña, que se inaugurará el próximo año. 

Finalmente, Miguel Ángel Revilla se ha desmarcado del “coro de agoreros” y de la corriente de pesimismo instalada en determinados sectores y se ha mostrado optimista de cara al futuro de la región. “Cantabria va bien y, si se solucionan esos problemas que están fuera de la competencia de una comunidad autónoma e, incluso, de un país –en alusión a la pandemia y a la guerra en Ucrania-, las cosas llegarán todavía a estar mejor en el futuro”, ha concluido. 

El presidente ha estado acompañado en el acto por el consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Francisco Javier López Marcano; la alcaldesa de Santander, Gema Igual; la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones; el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge; el presidente de Puertos del Estado, Álvaro Rodríguez, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Francisco Martín, entre otras autoridades. 

Por su parte, Cristophe Mathieu ha agradecido el apoyo de las instituciones cántabras en los 44 años de andadura de la naviera francesa en Cantabria y ha reivindicado su papel “clave” para el progreso económico y social de la región. En este periodo, ha apuntado, los barcos de Brittany Ferries han realizado más de 4.000 escalas en Santander y han transportado a la capital cántabra a más de 5 millones de pasajeros.

Sobre los buenos datos de este año, Mathieu ha asegurado que “las rutas entre España y Reino Unido están en su mejor momento, los barcos están llenos y los británicos han vuelto”, a diferencia de lo que ocurre con las conexiones con Francia, que han visto reducido su tráfico de pasajeros en una cuarta parte, en relación a 2019.

Sobre Brittany Ferries

El 2 de enero de 1973, justo un día después de la entrada del Reino Unido en la Comunidad Económica Europea, Brittany Ferries realizó su travesía inaugural desde Roscoff (Francia) a Plymouth (Inglaterra) con un barco cargado de alcachofas y coliflores. Poco después, en 1974 se sumó a la flota otro barco que combinó, por primera vez, el transporte mixto de mercancías y el de pasajeros. A partir de entonces, Brittany Ferries ha ido creciendo con el paso de los años hasta convertirse en una de las principales líneas de transporte marítimo del oeste y centro del Canal de la Mancha. 

Actualmente, cuenta con 12 rutas y 12 buques que conectan 4 países. Desde que llegó por primera vez a Santander en 1978, los barcos de Brittany Ferries forman parte de la estampa tradicional de la Bahía. Hoy en día, mantiene cuatro escalas semanales en Cantabria, dos conexiones con Plymouth y otras dos con Portsmouth. 

El 90% de sus clientes son ciudadanos británicos que escogen Cantabria (alrededor de 30.000 al año) o el resto de la Península Ibérica como destino vacacional, lo que convierten a la naviera francesa en una pieza clave de la economía y del sector turístico regional. 

El Santoña

Brittany Ferries está inmersa en la renovación de su flota con modelos más eficientes y ecológicos. A los buques tipo E-flexer, como el Galicia o el Salamanca, se sumará la próxima primavera el buque Santoña, que cubrirá la ruta Santander-Portsmouth.

El Santoña será el primer buque de la compañía que operará en el Puerto de Santander propulsado por GNL (Gas Natural Licuado). Este combustible prácticamente no emite dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno ni partículas tras su combustión y reduce la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera en, aproximadamente, un 25%.

Inspirado en la localidad cántabra, el barco, de 215 metros de eslora y 30 de manga, tendrá capacidad para 275 vehículos y 1.015 pasajeros, alojados en 341 camarotes. Las instalaciones a bordo incluirán restaurantes, bares, tiendas, salas de juego infantiles y amplias cubiertas de paseo al aire libre.