Viernes, 21 de febrero de 2020

Canarias reclama más recursos y el compromiso de la Unión Europea para la atención a la llegada de migrantes

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha presidido la reunión con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en representación del Gobierno de España, para abordar el repunte migratorio experimentado en Canarias en los últimos meses y las medidas para hacer frente a la situación. Ambos dirigentes han destacado lo oportuno de este encuentro para coordinar las necesidades de las Islas y los objetivos prioritarios en la materia. 

Con el fin de alcanzar la máxima representación de las instituciones y organismos implicados, en la reunión también han participado la secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul Muro; el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana; representantes de cabildos (FECAI) y municipios (FECAM); el vicepresidente del Gobierno canario, Román Rodríguez y los consejeros cuyas áreas están implicadas en la materia; los máximos responsables de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en las Isla; y representantes de organizaciones no gubernamentales y colectivos especializados en atención a las migraciones.

Reunión sobre migración
Un instante de la reunión celebrada en Presidencia del Gobierno.

Ángel Víctor Torres agradeció al ministro y a la secretaria de Estado su presencia en las islas justo un día antes de la celebración en Madrid de la Comisión Delegada para Asuntos Migratorios, que estará presidida por el presidente Pedro Sánchez y en la que Grande-Marlaska trasladará las propuestas realizadas este jueves por el presidente de Canarias. Torres calificó la reunión de “productiva” y destacó que hay que responder a esta situación “que nos preocupa hoy más que a finales del año pasado, porque hemos tenido un repunte indiscutible en lo que llevamos de 2020” con la llegada de 916 personas de forma irregular en pateras y cayucos.

Medidas propuestas

Entre las medidas propuestas, el presidente canario destacó el aumento de los recursos económicos, materiales, espaciales y humanos para la atención a las personas migrantes, la intensificación de los controles en origen y las relaciones diplomáticas con los países con los que España tiene convenio. Ángel Víctor Torres destacó la necesidad de que los protocolos de devolución se realicen con las máximas garantías de legalidad y de respeto a los derechos humanos. También solicitó el compromiso de la Unión Europea para que se activen los protocolos de solidaridad y así atender a los flujos migratorios.

El jefe del Ejecutivo canario avanzó que próximamente se habilitará el módulo de madres de la cárcel de mujeres de Tenerife como espacio de acogida de migrantes y destacó “el esfuerzo de los cabildos, que están ofreciendo plazas para menores no acompañados por encima de las contempladas en el convenio, así como la implicación de los municipios y de todos los organismos e instituciones presentes en la reunión”, apuntó.

Implicación de todas las instituciones

Por su parte, el ministro ha indicado que la política en materia de inmigración basada en la prevención y la cooperación con terceros países “ha mostrado su eficacia” a la hora de luchar contra las mafias que trafican con personas.

Grande-Marlaska ha dicho ser consciente del repunte de llegadas a Canarias a lo largo de los últimos meses por lo que ha señalado la necesidad de “poner más énfasis en las medidas y acciones adoptadas en la fachada atlántica” para contribuir “a la mejora de la gestión de los flujos migratorios”.

El ministro ha puesto en valor en esta línea el trabajo que se realiza a diario en la prevención en origen, “que es la mejor manera de evitar el sufrimiento y, por encima de todo, las muertes en el mar”, apuntó.

El presidente quiso terminar su comparecencia ante los medios de comunicación agradeciendo “la implicación de todas las instituciones y organismos que han participado en esta reunión”.