Viernes, 10 de abril de 2020

Canarias se autoaisla: Va a turismo 0 y propone solo 20 vuelos con península

Canarias está procediendo al cierre ordenado de todos sus establecimientos turísticos para vaciarlos conforme se va a repatriando a sus clientes a sus respectivos países y va a proponer al Consejo de Ministros que solo autorice 20 vuelos diarios con la península.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, se ha reunido este lunes a primera hora en Las Palmas de Gran Canaria con los miembros de su Consejo Asesor (conformado por las dos patronales mayoritarias y los dos sindicatos más representativos) para escuchar sus propuestas respecto al empleo y la actividad económica y adelantar las restricciones al tráfico aéreo que sugerirá a Pedro Sánchez

Al término de esa reunión, el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios, Agustín Manrique de Lara, y el secretario de Relaciones Institucionales de UGT en las islas, Pedro Martínez, han explicado cuál será esa propuesta: Canarias pide que solo operen diez vuelos nacionales diarios en Gran Canaria y otros diez en Tenerife (en cada caso, dos a Madrid, dos a Barcelona, uno a Bilbao y uno a Sevilla), con el pasaje limitado al 50 por ciento.

También es posible, han añadido, que se estudie alguna otra conexión con las islas que tienen rutas habitualmente con la península (Lanzarote, Fuerteventura y La Palma), pero con carácter general el transporte aéreo quedará limitado a atender necesidades sanitarias y facilitar el retorno de los ciudadanos a su casa.

Canarias tiene tradicionalmente su temporada alta en invierno, cuando ningún otro destino de Europa del norte de África puede competir con las islas en temperatura. Según las estadísticas que publica cada mes Frontur, desde hace años, Canarias está siempre por encima del millón de turistas extranjeros mensuales en enero, febrero, marzo y abril (dependiendo en este último caso de la fecha en la que se celebre la Semana Santa en el año en cuestión).

El presidente de la CCE, la patronal de la provincia de Las Palmas, ha subrayado que hay que asumir que las islas se enfrentan a un periodo "de hasta tres meses" en los que el turismo va a ser "cero" y sus establecimientos van a estar vacíos.

Manrique de Lara ha precisado que en las últimas semanas el sector ya se había ido adelantado a la situación que se deriva del estado de alarma decretado el sábado, porque las cancelaciones eran masivas, las nuevas reservas prácticamente no existían, algunos países habían prohibido los vuelos a España y turoperadores del peso de TUI o Jet2 habían suspendido ya sus actividades con las islas.

Por ello, la patronal considera que la prioridad es organizar el retorno ordenado a casa de los turistas que quedan, cuya oferta de ocio en este momento es nula, como la del resto de ciudadanos (y eso incluye la prohibición de ir a la playa o de utilizar la piscina del complejo) y articular ayudas para que el sector pueda sobrellevar esta situación y acondicionar todos sus establecimientos para una "potente campaña de promoción" cuando esta emergencia termine.

Por su parte, el portavoz de UGT ha señalado que ese retorno a casa de los turistas ya se está produciendo, de forma más fluida con los que contrataron sus vacaciones con un turoperador y con alguna dificultad en el caso de los que vinieron a Canarias por su cuenta.

Gobierno canario y agentes sociales también están de acuerdo en facilitar todo lo posible los expedientes de regulación temporal de emplo (ERTE) a través del Consejo Autonómico de Relaciones Laborales mientras el Consejo de Ministros impulsa las reformas legislativas necesarias para bonificarlos, cuyo efecto esperan que sea retroactivo.

Y urge hacerlo, ha señalado Manrique de Lara, porque la entrada de ERTE es muy numerosa. Solo en las dos horas previas a que se celebrara la reunión de Torres con UGT, CCOO, CCE y CEOE Tenerife habían entrado en el registro del Gobierno de Canarias 44 solicitudes de ERTE, ha precisado el portavoz de la patronal.