Viernes, 15 de noviembre de 2019

Archivada la denuncia por malversación de CC contra el presidente de Canarias

Ángel Víctor Torres, es el segundo por la derecha. EFE/ Cristóbal García
Ángel Víctor Torres, es el segundo por la derecha. EFE/ Cristóbal García
Un Juzgado ha archivado la denuncia por malversación y prevaricación que CC presentó en abril, durante la campaña electoral, contra el ahora presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres (PSOE), por su gestión en el Cabildo de Gran Canaria al no apreciar delito alguno.

El concreto, el portavoz de los nacionalistas en la corporación insular, Fernando Bañolas, acusaba al entonces vicepresidente y consejero de Deportes del Cabido -y candidato del PSOE a las elecciones autonómicas- de haber provocado un quebranto de más de 660.000 euros a la hacienda insular, a través de la gestión de los eventos que se celebraban en el pabellón Gran Canaria Arena.

CC consideraba que Torres debía ser investigado por ese motivo por un delito de malversación y sugería que también podía haber cometido otro de prevaricación al levantar varios reparos emitidos por el interventor del Cabildo a pagos realizados por el Instituto Insular de Deportes, un órgano que presidía como consejero del área.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha declarado el sobreseimiento provisional de las indagaciones realizadas a raíz de la denuncia de Coalición Canaria, porque estima que no hay base alguna para imputar al ahora presidente del Gobierno de la comunidad autónoma los delitos que plantean los nacionalistas.

En cuanto al Gran Canaria Arena, el magistrado explica que desde antes de que Torres se hiciera cargo de la Consejería de Deportes, el Cabildo ha cedido ese pabellón para conciertos u otro tipo de actos culturales o sociales siempre bajo la misma mecánica, porque no existía una ordenanza que estableciera unos precios públicos.

El procedimiento consistía en que el promotor hacía un ingreso en concepto de reserva, el evento se celebraba y los técnicos del Cabildo valoraban los costes y se los repercutían.

CC sostenía que a través de las cesiones del Gran Canaria Arena el Cabildo de la isla había prestado servicios por valor de 996.464 euros entre los años 2015 y 2019 (los del mandato de Torres en el Cabildo) y solo había ingresado de sus promotores 306.165, de lo que deducía un quebranto para la corporación de 660.295 euros.

Sin embargo, el auto de sobreseimiento de la denuncia precisa que, "en ocasiones", el Cabildo concedía "deducciones o exoneraciones de acuerdo con los siguientes criterios: eventos solidarios, eventos de marcado interés general y otros en los que el porcentaje de aforo es inferior al 50 % de la estimación inicial, con perjuicio económico para el promotor y para la población de la isla".

Para el magistrado, las diligencias practicadas hasta el momento sobre este asunto han revelado que "todos los reparos se tramitaban en el correspondiente expediente y se cumplía el procedimiento legalmente establecido", de modo que las decisiones de Torres que CC cuestionaba "en modo alguno se pueden tachar de objetivamente contrarias a Derecho".

Tras conocer este auto, el presidente de Canarias ha publicado un mensaje en su cuenta de Twitter en el que da las gracias a quienes confiaron en él -que "fueron muchos/as", subraya- y advierte a quienes "urdieron" la denuncia de que "no todo vale en política".

Contra el auto de archivo de la denuncia, Coalición Canaria aún puede interponer recurso ante la Audiencia de Las Palmas.