domingo, 05 de julio de 2020

Impiden entrar en Baleares a 68 viajeros durante el estado de alarma

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detectado a 30 viajeros en los aeropuertos de Baleares y a otros 38 en los puertos de las islas que no han podido acreditar el motivo de su viaje, por lo que se les ha impedido entrar al archipiélago y han sido retornados al lugar de origen, durante el estado de alarma.

Estos pasajeros que incumplían los requisitos establecidos en el Real Decreto para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, de los que 15 son extranjeros, han sido detectados en los controles de seguridad realizados en las terminales aéreas y marítimas de Baleares, ha detallado la Delegación del Gobierno en Baleares en un comunicado.

En los trayectos nacionales, desde el pasado 15 de mayo la Guardia Civil efectúa los controles en las terminales de origen para evitar que los viajeros tengan que ser devueltos si incumplen las normas vigentes. En estos casos, se les impide el embarque.

En cuanto a los viajes internacionales, la Policía Nacional se encarga de controlar estos vuelos y, en lo que va de estado de alarma, los agentes han impedido la entrada en Mallorca a 15 pasajeros procedentes del extranjero por no estar justificado su viaje.

Todos ellos han sido retornados a sus países de origen desde el aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma.

Por su parte, la Guardia Civil ha denunciado y ha denegado el embarque esta semana a dos personas en el aeropuerto de Palma porque sus trayectos no estaban justificados. Una de ellas pretendía viajar a Barcelona y la otra a Ibiza.

Los agentes también han levantado acta por desobediencia esta semana en el aeropuerto de Menorca a un pasajero que se disponía a volar desde Mahón a Barcelona sin motivo justificado. Se le impidió el embarque.

Y en el puerto de Ciutadella, otras tres personas fueron denunciadas y se les denegó el embarque. Dos de ellas se dirigían a Mallorca y la otra a Barcelona.

El aeropuerto de Son Sant Joan registró este martes la llegada de 597 pasajeros, mientras que otros 643 salieron de Mallorca en los 20 vuelos que operaron, según los datos de la Guardia Civil. Del total de operaciones aéreas registradas en Palma, 19 vuelos (9 de llegada y 10 de salida) fueron trayectos nacionales y uno internacional.

Las ocho personas que aterrizaron en Son Sant Joan en el único vuelo internacional de llegada tendrán que pasar el periodo de cuarentena de 14 días.

Por su parte, el aeropuerto de Ibiza recibió este martes a 263 viajeros en cinco vuelos de entrada y otros 174 abandonaron la isla en cinco vuelos de salida.

El aeropuerto de Menorca, por su parte, contabilizó a 144 personas que llegaron y 101 se marcharon de la isla en seis vuelos programados.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en coordinación con las policías locales del archipiélago, identificaron este martes a más de 400 personas y casi 300 vehículos en los distintos controles realizados en las carreteras y otros puntos de la vía pública en el archipiélago, la mayoría en Ibiza y Palma.

Por último, la Policía Local de Palma levantó 39 actas administrativas por desobediencia por incumplimiento de las restricciones establecidas decreto de estado de alarma.