lunes, 18 de enero de 2021

DIRECTORA GENERAL DE EMIGRACIÓN Y MEMORIA DEMOCRÁTICA DEL GOBIERNO DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

Begoña Serrano: "Los gobiernos socialistas de Asturias siempre se han mostrado contrarios al voto rogado o a cualquier sistema que dificulte el voto de los emigrantes"

En la primera fila, de izquierda a derecha, Manuel Barros, Adrián Barbón, José Manuel García, Juan Manuel Posada. En la segunda fila, Gustavo Cueto, Rosa María Suárez, Emilio Álvarez, Begoña Serrano, Raúl Estrada y Nayda Fernández
En la primera fila, de izquierda a derecha, Manuel Barros, Adrián Barbón, José Manuel García, Juan Manuel Posada. En la segunda fila, Gustavo Cueto, Rosa María Suárez, Emilio Álvarez, Begoña Serrano, Raúl Estrada y Nayda Fernández

Begoña Serrano Ortega, directora general de Emigración del Gobierno del Principado de Asturias

¿En qué situación se encuentran, en general, los emigrantes asturianos? 

Pues en la misma medida que todo el planeta, muy afectados por la pandemia. Por una parte creo que es justo destacar que los centros asturianos de América nos han dado una gran lección de solidaridad en este año 2020 en que la COVID-19 ha impedido el desplazamiento de las trabajadoras sociales en el exterior, ayudando a las personas vulnerables a recopilar la documentación y hacérnosla llegar. Personas de centros asturianos que siempre están dispuestos a ayudar, pero que este año lo han hecho en unas circunstancias especialmente duras y delicadas que han contribuido a que esta tarea exigiese un enorme sacrificio. Por ello estamos absolutamente agradecidos y emocionados por el trabajo que han realizado.

Por las noticias que tenemos, la enfermedad ha causado pocas bajas en la colonia asturiana en el exterior, aunque en realidad una sola persona ya es demasiado daño. En todo caso, la preocupación continúa y seguirá así mientras no haya una vacunación masiva en todo el mundo. Otra cosa es la situación económica, y en ese sentido sí sabemos que la COVID-19 ha provocado estragos en la vida de muchos asturianos en el exterior.

¿Los de qué país, o los de qué zonas en particular, son los que más le preocupan y le ocupan en su gestión?

Nos preocupan todas las personas asturianas, aunque es mayor esa preocupación en algunos países de América del Sur en la que existe una mayor precariedad económica y sanitaria. En estos momentos tenemos noticias preocupantes de Cuba. La caída del turismo ha incidido muy negativamente en la población cubana y en el abastecimiento en la isla. Es el país donde mayor dificultad encontramos para poder hacer llegar las ayudas y donde más dificultad tienen las personas para tener acceso a productos básicos. Y Venezuela sigue siendo una preocupación enorme. En 2020 se han invertido 200.000 euros en atención sanitaria y alimenticia y en 2021 no se espera una mejoría.

Argentina es siempre causa de especial atención por ser la mayor colonia de personas asturianas en un país extranjero y la situación económica es muy delicada especialmente para las personas mayores que dependen de las pensiones. Estas no se han adaptado con la inflación al verdadero coste de vida y la población asturiana necesitada de ayudas aumenta día a día.

Otro tema que nos inquieta es el regreso de las personas jóvenes, las que se fueron a raíz de la crisis, y especialmente en este momento los que se encuentran en Reino Unido, afectados por el Brexit. La juventud emigrante será una de las prioridades de los próximos años para el Gobierno de Asturias, no sólo los que se fueron, también las nuevas generaciones que ya han nacido fuera de España. Deben ser nuestra prioridad porque son necesarios en Asturias y también porque de ellos depende la pervivencia de un tejido asociativo imprescindible para una comunidad autónoma pequeña como la nuestra. Ese tejido nos hace presentes en todo el mundo, siendo un espejo de nuestra cultura, nuestros productos y nuestros paisajes. 

Asturias Begoña + Centros web

De izquierda a derecha, María Antonia Fernández Felgueroso, presidenta del Consejo de Comunidades Asturianas, Juan Manuel Posada, presidente del Centro Asturiano de Buenos Aires, Begoña Serrano, directora general de Emigración, Pilar Burgo, presidenta de la Asociación de Emigrantes y Retornados de Asturias, Manuel Barros, presidente de la FICA, Rita Camblor, consejera de Presidencia, y Clara García, representante de los Centros Asturianos de España

¿Qué planes concretos tienen para atenderles y cuáles son las ayudas que considera prioritarias y más urgentes de cara a 2021?

Las políticas sociales siempre han sido una prioridad para los distintos gobiernos socialistas de Asturias, incluyendo en ellas residencias, centros de día, convenios sanitarios, además de las ayudas económicas. Procuramos impulsar políticas de solidaridad ligada al bienestar de nuestros emigrantes.

También son importantes nuestros Centros y Casas de Asturias. Pensamos, y es una opinión compartida por los destinatarios de las ayudas, que hemos acertado en la adaptación de las partidas económicas a la situación actual mundial. Este año se ha dedicado el importe íntegro de las ayudas al pago de los gastos corrientes. Gracias a ello, a pesar de que han estado prácticamente sin actividad todo el año, no han acumulado deudas y eso sirve para apuntalar su supervivencia. En 2021 mantendremos esta línea de actuación, esperando que en 2022 podamos volver a diversificar los recursos entre gastos corrientes y actividades. Ha sido un año duro para el tejido asociativo en general, pero han aguantado bien, en algunos casos siendo ejemplares en la solidaridad y la equidad. 

La pandemia del COVID-19 ha dejado en un segundo plano encuentros, Congresos, Plenos y el contacto directo, presencial, con los emigrantes. ¿Cómo se ha relacionado con ellos en estos meses? y en este sentido ¿qué planes de futuro tiene?

Una de las cosas buenas de esta pandemia es que todos hemos aprendido a usar nuevas herramientas para comunicarnos. En ese sentido se ha ganado en interlocución, ya que hemos programado reuniones con los centros de América, España y con el resto de Europa, además de las del Consejo de Comunidades Asturianas y con sus representantes.

Una de las conclusiones de estos encuentros telemáticos es que nos permite una interlocución directa con todos y cada uno de ellos de manera simultánea. Algunos se han conocido a través de estas reuniones y nos han pedido que aunque se retome el contacto presencial, se normalicen este tipo de reuniones con una periodicidad bimensual y estamos de acuerdo. Con ello el trabajo será mucho más fácil para nosotros porque hay muchas decisiones que tomaremos con mayor seguridad y explicaciones que sabemos llegarán a todos

Los Plenos del CGCEE son una oportunidad de poner en común con los representantes de la emigración las políticas de las respectivas Comunidades Autónomas respecto de sus emigrantes. Ante la ausencia de Plenos del CGCEE en los 2 últimos años ¿mantienen algún tipo de coordinación con el Gobierno central en materia de emigración? ¿Y con los consejeros del CGCEE?

Personalmente tengo que decir que echo de menos, muchísimo, estas reuniones. Son tres días de intenso trabajo en el que los representantes políticos tenemos la posibilidad de ver en directo y a través de los ojos de los emigrantes la situación y la problemática de las diversas comunidades en países muy diferentes y una visión nacional. Son días en que discutimos de primera mano las políticas nacionales y de las comunidades. Además de las sesiones de trabajo, la convivencia nos permite entrar en una interlocución directa entre todos.

Procuro mantener la relación con los consejeros, leer sus boletines y estar al tanto de sus reuniones y sus opiniones. Mantengo relación con muchos de ellos a través del correo electrónico y me dan su visión sobre su problemática e información sobre la colonia asturiana y española. Aprovecho la oportunidad para dar las gracias a todos ellos por su trabajo. Cuando estalló la pandemia y establecimos un servicio de ayuda a los asturianos que habían quedado “atrapados” en diversos países, cada vez que acudí a consejeros la respuesta fue de absoluta disponibilidad. 

¿Qué posicionamiento tiene el Gobierno del Principado de Asturias respecto de las reivindicaciones de los emigrantes en cuanto a la reforma de la Ley de Nacionalidad y la de la LOREG, para eliminar las trabas del "voto rogado"?

Los gobiernos socialistas de Asturias siempre se han mostrado contrarios al voto rogado o a cualquier sistema que dificulte el voto de los emigrantes. Eso no ha cambiado ni va a cambiar. El Presidente Adrián Barbón, al igual que los anteriores, ha tenido este tema muy claro siempre, como militante y como dirigente dentro del Partido Socialista su postura ha sido contraria al voto rogado y estoy segura de que será siempre un apoyo para esta reivindicación. Tenemos en este sentido al frente del Gobierno de la Comunidad a una persona que siempre ha tenido una gran sensibilidad hacia las personas emigrantes asturianas. Recuerdo que cuando era alcalde de Laviana se implicaba con la emigración; fue este ayuntamiento el que apoyó y financió la construcción de un monumento a la emigración asturiana a Europa que venían reclamando muchos retornados, y cada año desde entonces se realiza un homenaje, (este año no ha sido posible por la pandemia), con participación de retornados de toda Asturias, visibilizando así su sacrificio y su contribución a la riqueza de nuestra Comunidad.

El actual Gobierno de España también está en la línea de la eliminación del voto rogado. Esperemos que por fin se consiga la mayoría suficiente para revertir en la ley electoral el gran error que supuso esta normativa, cuyo balance a estas alturas es catastrófico. Prácticamente ha dejado el voto emigrante en niveles de participación casi nulos, especialmente en algunos países de América. Y eso es difícil de compatibilizar una verdad como que los españoles tenemos los mismos derechos vivamos donde vivamos y este tipo de situaciones.

La recuperación del talento perdido en la última crisis, así como el retorno, en general, en muchos casos de segundas y terceras generaciones, está alcanzando unas cifras importantes. ¿Qué planes específicos tiene el Gobierno de Asturias en este ámbito?

Es un tema prioritario, aunque este año se ha complicado aún más debido a la pandemia. Con todo, es una de las líneas importantes para el grupo de trabajo que ha constituido la Consejera de Presidencia, Rita Camblor, y que está formado por directores generales de todas las Consejerías. La constitución de este grupo de trabajo implica un gran esfuerzo para que el V Plan de Emigración sea un plan integral y en cada Consejería se trabajen los temas con una visión que implique y mantenga presente en la elaboración de nuestras políticas que una buena parte de las personas a quien nos dirigimos, vive fuera de Asturias, e incluso, fuera de España.

Esperamos contar con un borrador para trabajarlo con los asturianos que viven fuera, dando la mayor participación a los emigrantes y retornados, implicando también a la Universidad de Oviedo, partidos políticos, sindicatos, asociaciones, etc, convirtiéndose en un documento de trabajo que marque las línea de actuación para los próximos 4 años y del que todos nos sintamos participes. 

En cuanto al retorno tanto de naturales y segundas y terceras generaciones, está comprobado que es algo continuo y que está yendo a más año tras año. Podemos hablar de ralentización en 2020 debido al recorte de los movimientos internacionales provocado por la pandemia, pero tenemos claro que se recuperarán los números anteriores y se aumentarán. 

Asturias lleva muchos años con políticas de retorno pero necesitamos incrementarlas. Espero que en poco tiempo podamos anunciaros con mayor detalle los nuevos proyectos.