Martes, 16 de julio de 2019

El PSOE presidirá las Cortes de Aragón con el apoyo de la izquierda y el PAR

El socialista Javier Sada Beltrán, presidente del Parlamento aragonés. EFE/Javier Cebollada
El socialista Javier Sada Beltrán, presidente del Parlamento aragonés. EFE/Javier Cebollada

El socialista Javier Sada presidirá las Cortes de Aragón gracias a los votos del PSOE, Podemos, la Chunta, IU y el PAR, que con su veto a Vox cerró la posibilidad de una mayoría de derechas para formar gobierno en la comunidad.

PSOE y Podemos han hecho valer un acuerdo para conseguir que en el órgano de gobierno del Parlamento autonómico haya mayoría progresista, con el presidente y la vicepresidenta primera del PSOE y la secretaria primera de Podemos. El PAR, CHA e IU han votado a favor de los dos primeros y los aragonesistas han votado en blanco en el caso de la representante de la formación morada.

Por su parte, PP y Ciudadanos también se han aliado para ambos tener representación en la Mesa, cuya vicepresidencia segunda es para la formación naranja y la secretaría segunda para los populares.

Las Cortes se han constituido sin que estén cerrados los pactos de Gobierno más allá de la alianza en minoría que ya rubricaron la pasada semana los líderes del PSOE y el PAR, Javier Lambán y Arturo Aliaga, y que hace imposible un gobierno de centro-derecha, en tanto en cuanto los tres diputados aragonesistas son determinantes para la mayoría absoluta, situada en 34 diputados.

Y el PAR ya ha dejado claro que rechaza de plano esta posibilidad porque requeriría también de la participación de los tres diputados de Vox.

Sin embargo, el líder del PP y aspirante a presidente, Luis María Beamonte, ha vuelto a apelar al PAR para que "recapacite" y se avenga a formar un Gobierno "de moderación y estabilidad" alternativo al ejecutivo de izquierdas.

A pesar del acuerdo embrionario entre socialistas y aragonesistas, la investidura de Lambán no será posible sin el voto favorable de Podemos y CHA.

"Siguen teniendo (en alusión al PAR) las puertas abiertas de Ciudadanos y PP para formar un Gobierno alternativo de la izquierda, un Gobierno de moderación y estabilidad", ha apuntado Beamonte tras la sesión plenaria.

Aliaga resiste a estas apelaciones directas y ha asegurado que en la constitución de las Cortes de hoy se ha hecho realidad "la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas", aunque no se ha referido expresamente a las negociaciones con otros grupos para allanar la investidura.

Por su parte, los portavoces de Podemos, CHA e IU (Maru Díaz, José Luis Soro y Álvaro Sanz) están dispuestos a remar, según han dicho, para conseguir una investidura con el mayor componente progresista posible.

Díaz ha recalcado que es muy importante no dejar en manos de Vox el futuro Gobierno y que, por eso, la izquierda debe de buscar las líneas que les unen, que en ningún caso deben de ser rojas.

Y Soro, desde Chunta Aragonesista, ha aportado el matiz del PAR, con quien ha asegurado que la izquierda ha de encontrar un "denominador común" que posibilite un Gobierno.

Lo que sí está claro es que las conversaciones deberán de agilizarse la próxima semana. A partir de la constitución de las Cortes hay un plazo de diez días para que el presidente del Parlamento, Javier Sada, celebre la ronda de contactos con los grupos y convoque en pleno de investidura, con la propuesta de un candidato.

Lambán tiene la intención de hablar "con todos los grupos" de cara a su investidura, y en función de cómo se desarrollen las negociaciones el pleno se podría convocar la primera quincena de julio, incluso antes del día 10.