Domingo, 29 de marzo de 2020

Aragón y el área del entorno de Pau colaboran para promover el desarrollo industrial y la extensión de las tecnologías del hidrógeno

El vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, ha visitado y conocido en la ciudad francesa varios proyectos de movilidad sostenible, producción, transporte y distribución de gases renovables y transferencia tecnológica amparados por el Territorio de Industria Lacq-Pau-Tarbes. Una iniciativa de colaboración público privada en la que trabajan de forma coordinada el Estado, las regiones y las empresas del país vecino

Arturo Aliaga ha visitado Pau y otras localidades de su entorno con el objetivo de estrechar la colaboración en materia de desarrollo industrial y apoyo a proyectos relacionados con la investigación, el desarrollo tecnológico y la formación en áreas como las de los gases renovables, el hidrógeno y las pilas de combustible.

El vicepresidente, acompañado por el director general de Industria y Pymes del Gobierno de Aragón, Javier Navarro Espada, y por el director gerente de la Fundación Hidrógeno Aragón, Fernando Palacín, ha conocido durante toda la jornada algunos de los principales proyectos que se desarrollan en la materia en esta zona. En concreto, los promovidos al amparo del llamado Territorio de Industria Lacq-Pau-Tarbes, una iniciativa puesta en marcha el pasado año para coordinar las estrategias de desarrollo industrial de un gran número de comunidades locales.

El vicepresidente y consejero de Industria ha destacado que este convenio “es una herramienta para elaborar una estrategia común entre los tejidos empresariales aragoneses y los del sur de Francia”. Aliaga ha incidido en que “Aragón fue pionera y está posicionada como un referente en las tecnologías del hidrógeno, que es un camino de futuro. Estamos trabajando con distintos proyectos con el objetivo de crear una colaboración para avanzar en proyectos europeos, con el hidrógeno como vector estratégico, en los que Aragón ha demostrado su capacidad tecnológica”.

También han podido conocer el proyecto FEBUS de autobuses de hidrógeno, que ya funciona en la Communaute d’Agglomération Pau-Béarn-Pyrénnées; la iniciativa IMPULSE 64 de inyección de hidrógeno en las redes de distribución de gas que promueve la empresa TEREGA; la plataforma de I+D y transferencia tecnológica CHEMSTART’UP que gestiona GIP CHEMPARC, la agrupación de interés público que trabaja en el polo químico e industrial de la zona de Lacq, área que engloba a 30 empresas con más de 7.500 empleos en 680 hectáreas, o los proyectos relacionados con los trenes de hidrógeno que promueve ALSTOM Tarbes.

El encuentro ha servido también para suscribir un acuerdo de colaboración entre la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón y GIP CHEMPARC (Groupement d’Intérêt Public CHEMPARC) que han firmado los presidentes de ambas entidades, Arturo Aliaga y Pierre Nerguararian respectivamente, y que contempla la cooperación para organizar actividades que fomenten la investigación, la innovación, el desarrollo tecnológico, la formación y la difusión en estos campos.

En suma, una provechosa jornada que, en palabras del vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, “demuestra las ventajas que pueden derivarse para los territorios de ambos países de una estrecha colaboración en áreas de alta especialización industrial como la del hidrógeno, que ya están generando oportunidades de negocio y empleo tanto en España como en Francia y que son decisivas para llevar a cabo la transición energética”.

Sobre la Fundación Hidrógeno Aragón

La Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón es una entidad sin ánimo de lucro de naturaleza privada creada hace más de 15 años con sede en el Parque Tecnológico Walqa de Huesca y un Patronato compuesto por 75 miembros, la mayor parte de ellos empresas privadas de referencia en sus respectivos sectores.

Con un equipo humano integrado por 25 personas, la Fundación lleva a cabo la organización, gestión y ejecución de todo tipo de actuaciones a fin de generar, almacenar y transportar el hidrógeno para su utilización en pilas de combustible y en aplicaciones de transporte, de generación de energía distribuida y de producción de combustibles sintéticos o alternativos (Powerto-gas/Power to Fuel). También propicia la investigación, el desarrollo tecnológico, la adaptación industrial y la implantación de proyectos basados en energías sostenibles que hagan posible la innovación tecnológica y promuevan la sostenibilidad energética y medioambiental.

En los últimos años, la Fundación Hidrógeno Aragón ha intensificado su actividad en iniciativas que afrontan el reto de la transición energética y contribuyen a la descarbonización del transporte y del sector energético, retos en los que el hidrógeno está llamado a jugar un importante papel por su sostenibilidad, versatilidad y transversalidad, en línea con lo que las principales estrategias e instituciones de ámbito europeo y mundial están propugnando.

Sobre GIP CHEMPARC

La Agrupación de Interés Público CHEMPARC fue creada en 2003 para apoyar la revitalización y contribuir al desarrollo económico de la cuenca industrial de Lacq. Son miembros todos los industriales de la cuenca, los sindicatos de trabajadores, la Universidad de Pau y Pays de l’Adour, las pymes de Lacq Plus, las colectividades locales, las Cámaras de Comercio e Industria de Pau y de Bayona y los servicios del Estado.

CHEMPARC posee un equipo de 3 personas dedicadas a la identificación de nuevos proyectos industriales y al apoyo a potenciales inversores, pero también a la acogida de nuevos industriales en la cuenca del Lacq, con proyectos de alto valor añadido.

La misión asignada al GIP CHEMPARC por el conjunto de sus socios consiste, como líder del territorio y de la red, en promover un polo industrial y químico de renombre internacional en el sur de Aquitania asociando la cuenca industrial del Lacq, abierta al puerto de Bayona, a un polo de ingeniería (investigación y transferencia de tecnologías) más centrado en Pau, pero también los diferentes territorios y actores de Aquitania.

El CHEMPARC propone y desarrolla acciones de prospección. Asegura el seguimiento de las perspectivas y presta asistencia a los jefes de proyecto para establecer expedientes administrativos y financieros. Proporciona apoyo en la preparación de proyectos industriales que se reconocen como estratégicos para la cuenca del Lacq.

Su principal fortaleza estriba en que GIP CHEMPARC es capaz de estudiar en tiempo récord los expedientes de implantación y de movilizar la asistencia necesaria para la realización de proyectos industriales. Como el CHEMPARC tiene pleno conocimiento de todos los diferentes proveedores de servicios, puede, si es necesario, actuar como interfaz entre los jefes de proyecto o las empresas anfitrionas y los proveedores.

En los últimos años, en estrecha colaboración con la Comunidad de Municipios de Lacq-Orthez, el GIP del CHEMPARC ha incluido la cuenca del Lacq en los desarrollos estratégicos relacionados con la transición energética: producción de bioetanol, vapor y electricidad verde. Hoy en día, el CHEMPARC trabaja con varios socios industriales en la producción de biogás, el tratamiento de combustibles sólidos recuperados para la producción de vapor y electricidad verde y la maduración de un proyecto de metanización. Con este fin, la Comunidad de Municipios de Lacq-Orthez y el GIP CHEMPARC trabajan desde hace muchos meses con diversos socios, entre ellos la Fundación Hidrógeno Aragón, para desarrollar proyectos y la industrialización en el sector del hidrógeno. Esta obra colectiva forma parte integrante de los ejes estratégicos del Territorio de Industria Lacq-Pau-Tarbes, la Comunidad de Trabajo de los Pirineos y el TIGA Ambition Pyrénées, en colaboración con el Gobierno de Aragón, el Departamento de Altos Pirineos y el Departamento de Pirineos Atlánticos.