Jueves, 21 de Marzo de 2019
Opinión

¿y Venezuela qué? ¿O nuestros emigrantes allí ubicados hace años y sufriendo las calamidades que su amigo Maduro les impone y trata, como parias delincuentes, sin padre y madre que se apiade de ellos, o recuerde aquí, su actual tragedia viviente?

Su vida corre peligro hoy en Venezuela y huyen en su gran mayoría con una mano delante y otra detrás, para salvar sus vidas y la de sus seres más queridos

Desde España emigran sobre todo personas capaces de competir y triunfar con su preparación, iniciativa y esfuerzo

Daniel Gallardo es hijo de padres gaditanos, nació en la Alemania dividida de 1987. A los tres años se va a Olvera, un pueblo de la Sierra de Cádiz, que más tarde tendría que dejar para estudiar Administración y Dirección de Empresas en Sevilla. Al inicio de la crisis económica, vuelve al país que lo vio nacer donde decide dejar el mundo de la empresa por el de la investigación económica. Al cabo de unos años, influenciado por las tremendas diferencias sociales y económicas entre regiones, decide emigrar a los Países Bajos para explorar las causas y consecuencias de la desigual distribución del bienestar en la sociedad.

Daniel Gallardo es hijo de padres gaditanos, nació en la Alemania dividida de 1987. A los tres años se va a Olvera, un pueblo de la Sierra de Cádiz, que más tarde tendría que dejar para estudiar Administración y Dirección de Empresas en Sevilla. Al inicio de la crisis económica, vuelve al país que lo vio nacer donde decide dejar el mundo de la empresa por el de la investigación económica. Al cabo de unos años, influenciado por las tremendas diferencias sociales y económicas entre regiones, decide emigrar a los Países Bajos para explorar las causas y consecuencias de la desigual distribución del bienestar en la sociedad.

Gran parte de los extranjeros que se establecieron en nuestro país, sólo pensó en hacerlo por un tiempo. Pero no siempre será fácil regresar. 

Cada vez que se juntaban, mis mayores tenían dos temas de conversación, a saber: cómo cambió su vida al llegar a América y cuándo iban a "volver a Galicia". Y los chicos, grabábamos frente al Geloso con teclas de colores, el saludo para esas tías religiosas de clausura a las que ni nuestros padres ni nosotros habíamos visto nunca. 

Coordinó el encuentro María Inés González Rouco, y los anfitriones fueron Manuel Pájaro Pintor y su familia.

Desde Marea Granate se afirma que la Junta Electoral Central vuelve a discriminar a los españoles en el exterior

Más vale que nos vayamos acostumbrando a la solidaridad, voluntaria o forzada, porque lo que se adivina en los países periféricos no contribuye nada a la tranquilidad: ni África, como continente, ni Oriente Medio, como polvorín

Apenas he conocido político español de relieve que no se sintiese tentado por viajar a América

La política de Londres se califica por sí sola. La de Berlín, como queda dicho, es encomiable.

¿Es que nos hemos olvidado del éxodo español tras la guerra civil y su triste destino en campos de concentración en el sur de Francia? Que mala memoria tenemos. ¿Vamos a hacer lo mismo?

el-calor

En Viena no hay aire acondicionado, o lo hay en mucha menos medida que en España. No quiero con esta primera frase excusarme de la larga ausencia (no me he pasado, como es lógico, todo este tiempo metido en una fresca bodega huyendo del calor) pero los austriacos, hasta hace muy poquito, han afrontado el tórrido verano centroeuropeo de la manera estoica con la que afrontan normalmente las demás circunstancias de la vida.

Conchita

Lo juro: el título del último post no quería ser premonitorio pero, como a estas horas sabrán todos los lectores de Extra Austria, la pequeña (pero salada) república centroeuropea se encuentra en plena fiebre eurovisiva. 

¿Que el gobierno facilita el voto de los emigrantes? No me toque los derechos, señor ministro… Desde Marea Granate se responde a las declaraciones del ministro del Interior, Jorge Fernández, en las que aseguraba que "el Gobierno ha llevado a cabo las actuaciones necesarias para facilitar el proceso de voto a los españoles residentes en el extranjero"

Si el año pasado fue el de las conmemoraciones del principio del gran trauma nacional austriaco, la primera guerra mundial, y la sociedad austriaca entera hizo memoria de lo que fue la pérdida del imperio 

Como emigrante, hay una cosa que me molesta mucho y es la utilización que en muchos ambientes se hace de nosotros con fines políticos. Para ello, se vende un estereotipo, el del emigrante quejoso de su destino, que abandona su patria cabizbajo y se adentra en tierra hostil que es, en mi opinión, bastante cargante por no hablar de que, en muchos casos (como el mío) resulta totalmente inexacto.

A dos meses del día D, Austria en general y Viena en particular se encuentra contagiada de la fiebre eurovisiva ¿Se repetirá la hazaña de Conchita?