Miércoles, 28 de Junio de 2017

#Machismo de telediario

Un eufemismo en toda regla es que para hablar de machismo se utilice últimamente el término #Micromachismos‪, como si se quisiera rebajar importancia al asunto #‎Machismo del de toda la vida‬ y punto, señores.

Machismo del de  toda la vida es que para salir en la televisión, además de ser buena haya que estarlo. Un modelo que a los hombres no se les exige, naturalmente. Con que sean simpáticos y geniales suficiente. Lo de viejos, calvos, gordos, se les supone. 

Vergonzante que en televisiones que se autoproclaman progresistas, constantemente  se repita esta imagen. Y por si esto fuera poco se degraden... y se degrade a las mujeres en base a  una estética de burdel, como si la cosa no fuera con ellas. Lo peor del caso es que, ellas, a la primera de cambio enarbolan banderas y proclamas feministas. Que lástima que la única excepción sea la televisión pública, encorsetada y aburrida, pero al menos respetuosa con sus trabajadoras.

En lo que se refiere al mundo del deporte. Mejor no hablemos. Desde que las niñas decidieron que querían ser la Carbonero, la cosa mete miedo. Menos mal que nos quedan en la memoria Mari Carmen Iglesias o María Escario. En las nuevas generaciones, incluso en la tele pública, se confunde la amabilidad con el coqueteo. Algo que en primero de sentido común debería enseñarse a algunos hombres y a algunas mujeres que van de ese palo; tal que así: "Ser amable y cariñosa no significa que me gustes o quiera irme contigo a la cama". 
La periodista a la que Figo habló por "guapa", lo que debería haber hecho es levantarse e irse, por dignidad y por sus compañeros de la prensa catalana...Pero esa es otra historia.