Viernes, 22 de Septiembre de 2017

ENTREVISTA: PILAR CONTRERAS

"Recomiendo la experiencia de vivir en el extranjero pero no la de la emigración"

Pilar es una apasionada de Canadá, un país que tiene muchos adeptos.
Pilar es una apasionada de Canadá, un país que tiene muchos adeptos.

Basta escuchar a Pilar un rato para darse cuenta de que es una apasionada de los viajes y las nuevas vivencias. Y precisamente, para aprovechar su experiencia en el extranjero, ha creado ESVAN, una empresa que ayuda a jóvenes (y no tan jóvenes) a vivir su sueño en otro país.

IMG_20150421_125250-1

Pilar, ¿cuál fue el motivo principal de irte?
En mi caso siempre he tenido inquietudes de explorar y vivir en otros países. Cuando era más joven, soñaba con que mis padres me enviaran a Londres a estudiar y todos los domingos alucinaba viendo los programas de No Solo Música. Creo que el detonante fue un especial de televisión que vi a los 16 sobre la Vancouver Film School. Siempre me imaginé en el extranjero, así que cuando llegó el momento adecuado, me lie la manta a la cabeza y me marché.

¿Qué encontraste en cuando fuiste?
Paz y una gran dosis de humildad. No es más importante lo que he encontrado sino todo aquello de lo que he conseguido deshacerme, estamos demasiado intoxicados y salir de nuestra zona de confort es algo que merece la pena.

¿Qué es lo que más echabas de menos allí?
La familia, los amigos, el fuet, el sonido de la banda y el olor a pólvora.

¿Has echado de menos más apoyos antes de irte?
No, para nada. Tuve incluso más apoyos de los que esperaba. Todos me arroparon de una manera inesperada y me siento muy agradecida por eso. He de decir que tal y como comentaba anteriormente siempre he tenido inquietudes personales por vivir en otros países pero el momento en el que me marché, fue un momento crítico en la historia más reciente de España. Me sentía devastada y agotada, no me sentía respaldada por mi patria y eso me defraudó en cierta manera.

¿Recomendarías a los españoles la experiencia de la emigración?
Sin duda alguna recomiendo la experiencia de vivir en el extranjero pero no la experiencia de la emigración. Emigrar es duro y si se hace sin medios ni apoyos puede convertirse en algo traumático. Pero si no hay más remedio, soy de las que piensa que emigrar siempre es mejor que quedarse sentado en el sofá de casa.

¿Cuál es tu trabajo actual?
Me dedico al sector de la educación en el extranjero. Dirijo mi propia compañía, ESVAN, con el gran apoyo de mi socia Beatriz, directora de EIC Education. En mi caso todo comenzó con la idea de ayudar a los recién llegados y al final acabó convirtiéndose en una empresa. Damos soporte a gente que quiere ir a estudiar y trabajar a Canadá. Les buscamos escuela de idiomas, alojamiento, seguro médico, ayuda con los visados, etc. Beatriz es un cielo y siempre está pendiente de ellos, es como si los estudiantes fueran sus hijos. Ahora estoy haciendo los últimos cambios para introducirnos en Australia, Estados Unidos y Reino Unido.

¿Has conocido a más españoles en el extranjero?
Sí, muchos. Tenemos tendencia a buscarnos, así que algún buen amigo español me llevo en la mochila. He conocido todo tipo de personas y situaciones, pero he tenido la suerte de coincidir principalmente con gente joven que buscaba una experiencia en el extranjero y un trabajo “de lo que sea” para salir del paso. La mayoría de la gente en un momento u otro piensa en volver.

¿Encontraste alguna dificultad especial en tu destino?
El idioma. Al principio el idioma fue algo traumático, era incapaz de pedir un café y eso me hacía sentir una impotencia tremenda. El hecho de no poder establecer una conversación trascendente es bastante frustrante para mi, ni que decir de aquellas llamadas telefónicas en las que no entendía absolutamente nada... Ahora me rio de todas esas situaciones... Si vas con la mente abierta, con ganas de absorber y aprender de otras culturas, adaptarse es pan comido. El tiempo hizo lo suyo y la verdad es que no he vivido en ningún país en el que las costumbres sean totalmente diferentes a las nuestras, quizá en ese caso sea más difícil adaptarse.