Domingo, 25 de Septiembre de 2016

ENTREVISTA: JORGE TORRES CANTALAPIEDRA

"Queremos ser un colectivo más fuerte en Uruguay"

Jorge Torres está al frente del Centro Gallego de Montevideo, el más antiguo del mundo.
Jorge Torres está al frente del Centro Gallego de Montevideo, el más antiguo del mundo.

Jorge Torres está al frente del Centro Gallego de Montevideo, el más antiguo del mundo. Esta importante institución, fundada el 30 de agosto de 1879, celebró hace unos días sus 137 años de vida. En todo este tiempo, el Centro Gallego ha estado abierto y en funcionamiento de manera permanente, un verdadero hito para la emigración gallega en Uruguay y, en general, para toda la de América del Sur.

Jorge, ¿cómo definirías el trabajo que lleváis a cabo?
Creo que la labor es excelente, no solo por parte de la Junta Directiva actual que tengo el honor de presidir desde hace seis años, sino que ha sido un trabajo progresivo desde hace 30 años con un objetivo común. Se ha buscado en todo momento la renovación dirigencial y para eso fueron fundamentales presidentes de la talla de Marcelino Martínez, Manuel Calvo Pan (ambos fallecidos) y Manuel Montes Gonzalez, actual vicepresidente, quien con mente abierta apoya todos estos cambios sin olvidar la inclusión de la mujer en la Junta.

¿Cómo es vuestra relación con los españoles que viven en el país?
Muy buena, ya que somos Integrantes de la Federación de Instituciones en el Uruguay, que nuclea cerca de 40 centros tanto en Montevideo como en el Interior del País. Yo también soy presidente de esta Federación.

¿Qué conclusiones sacaste del último Pleno del CGCEE?
Creo que ha sido un Pleno de transición, ya que las visicitudes que se están viviendo hoy en España no permiten ir a fondo en los temas de mayor importancia para nuestra Colectividad

¿Qué crees que hay que mejorar más rápidamente en relación a la emigración española?
Algunas de esas cuestiones vienen siendo reclamados desde larga data, como el reconocimiento de la nacionalidad para los nietos sin exclusiones, el voto en urna y sin restricciones, la urgente aplicación de la Ley de Dependencia, la representación parlamentaria de los emigrantes en el Gobierno… Pero, sin duda, lo fundamental es llegar al 100% de la pensión no contributiva y la asistencia sanitaria para nuestros mayores.

¿Tenéis o habéis tenido relación con CRE de otros países?
Si, en general los Consejeros Generales tienen la oportunidad de relacionarse y generar vínculos, sobre todo con los de América, pero sin descartar Europa, ya que todos estamos conectados.

¿Cuál es vuestra prioridad ahora mismo?
La prioridad debería ser unirnos para poder convertirnos en una colectividad más fuerte en el Uruguay, generando la participación de las nuevas generaciones y la mujer dentro del ámbito dirigencial para sostener las instituciones que prácticamente nacieron y crecieron con este país.

¿Echáis de menos más ayudas desde España?
La economía de países como Uruguay es por períodos muy complicada. Es un país ordenado, pero muy caro, por lo que siempre necesitamos de la solidaridad de España para aquellos que más lo necesitan y poder mantener palacetes como el del Centro Gallego. Este palacio es patrimonio histórico de Uruguay y Galicia, pero implica un trabajo denodado para seguir manteniendo nuestras tradiciones. Por eso, repito, me siento orgulloso de ser el primer presidente no nacido en España de esta institución señera, con una Junta Directiva joven, con casi tantos hombres como mujeres y, sobre todo, saneada.