Sábado, 18 de Noviembre de 2017

ENTREVISTA: MIGUEL VILLAGRÁN

"No se debe emigrar con una situación económica límite"

Miguel Villagrán llegó a Irlanda para aprender inglés y hoy es un destacado emprendedor con una amplia experiencia en el país. Sin duda, un ejemplo de renovación en tiempos complicados.
Miguel Villagrán llegó a Irlanda para aprender inglés y hoy es un destacado emprendedor con una amplia experiencia en el país. Sin duda, un ejemplo de renovación en tiempos complicados.

Miguel Villagrán llegó a Irlanda para aprender inglés y hoy es un destacado emprendedor con una amplia experiencia en el país. Sin duda, un ejemplo de renovación en tiempos complicados

Miguel, ¿por qué te fuiste a Irlanda?
La situación económica en España provoco el cierre de la empresa de consultoría en la que trabajaba en el año 2012, por lo que dado mi edad en esa fecha, 42 años, y la necesidad de mejorar el aprendizaje de inglés, decidí irme a Irlanda para realizar un curso intensivo de inglés durante el verano de 2012. Volví a España pero la situación económica no había cambiado, por lo que decidí regresar a Irlanda en noviembre de 2012 con el objetivo de seguir mejorando mi inglés y encontrar un trabajo con el que poder mantenerme allí. Posteriormente, y tras más de un año trabajando por cuenta ajena, comencé mi actividad como emprendedor y empresario en Irlanda hasta la fecha.

¿Cómo es el país?
Irlanda en términos generales es un país acogedor con el expatriado, abierto e integrador. Además, es un destino elegido por muchos españoles, y la posibilidad de hacer comunidad ha sido otro de los alicientes que he encontrado en Dublín. De hecho, ese fue el germen de los proyectos que he llevado a cabo en Dublín, la existencia de una amplia comunidad de españoles y el deseo personal de poder ayudar y apoyar a los españoles que abandonaron nuestro país en búsqueda de un mejor futuro profesional y personal.

¿Qué es lo que más te gusta?
Irlanda es un país pequeño que sufrió las consecuencias del rescate, pero desde hace más de un año, y tras superar el período más agudo de la crisis, está en una senda de crecimiento continuado y sostenido. Ofrece por tanto muchas oportunidades para crecer profesionalmente y es un destino ideal para todos aquellos profesionales con el sector de las nuevas tecnologías. Es un mercado interesante como destino profesional y me ha permitido y permite desarrollar mi proyecto profesional de ser el enlace entre los demandantes de empleo y los emprendedores que se desplazan a Irlanda.

¿Cuál es tu trabajo actual?
Durante los dos últimos años he sido director y coordinador del Proyecto de inserción laboral para jóvenes inmigrantes españoles en Irlanda, que se ha desarrollado en Dublín. Este proyecto, ejecutado a través de una de mis sociedades constituidas en Irlanda y financiado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España, ha sido de gran ayudada para todos aquellos jóvenes que eligieron como destino Irlanda. Más de 440 alumnos se han beneficiado de estos cursos de inserción laboral durante los dos últimos años. Lamentablemente ,para el próximo año el programa no ha sido renovado, por lo que he puesto en marcha recientemente un espacio cowoking en nuestras oficinas en Dublín, dirigido a emprendedores y freelance. En la actualidad soy el gerente de este espacio coworking, que se llama "Helping Networks" (http://www.helpingnetworks.com/es/). 

villagran-2

¿Qué es lo que más echas de menos?
Son lugares comunes entre todos los que elegimos Irlanda como país de destino, el clima y el sol, la comida y sobre todo la familia y los amigos, es lo que más echo de menos. En mi caso, además, al nacer en el sur de España, noto de forma más acusada la falta de horas de sol en este país.

¿Echaste de menos más apoyo antes de irte?
Es una sensación que si he sentido... Lógicamente es más acusada la que proviene de tu círculo más cercano, como la familia y amigos, pero siempre he sido consciente que no ha sido por una falta de apoyo, por dejadez o falta de empatía. Las personas más próximas a ti muchas veces no desearán que marches a un destino que para ellos es desconocido, y aunque lógicamente te apoyan, muchas veces no comparten tu idea de ir a la aventura. Es necesario tener la madurez suficiente como para no interpretar esa posible falta de apoyos como un abandono de tu círculo más cercano y próximo, están siempre ahí, pero no siempre pueden estar de acuerdo al 100% con la decisión de abandonar tu entorno conocido y seguro. Al fin y al cabo, dejar la zona de confort no es siempre una solución comprendida por aquellos que te rodean.

¿Recomendarías la experiencia de la emigración?
Es una experiencia enriquecedora, pero es necesario señalar que como todo en la vida, tiene una cara positiva y otra negativa. Es conveniente tener en cuenta la circunstancia personal de cada uno como edad, formación, conocimiento del idioma, situación financiera personal, etc. Tanto mi experiencia personal como profesional me lleva a recomendar que es necesario conocer en la medida de lo posible el país de destino, sobre todo en relación a trámites burocráticos, vivienda, documentación necesaria para trabajar, etc., con el fin de hacer suave el aterrizaje en el nuevo entorno. También debo señalar que no se debe iniciar una aventura de ese calibre con una situación límite (por ejemplo, económica) en el país de origen, se toman decisiones precipitadas y con falta de información que pueden conducir a la frustración y a que la nueva aventura fracase.

¿Crees que podrías hacer lo mismo en España?
Mi experiencia profesional en Irlanda ha estado y está enfocada a dar soporte tanto a aquellos que venían a Irlanda en búsqueda de un empleo, como ahora a prestar apoyo a los emprendedores y freelance que quieran iniciar una actividad empresarial en Irlanda. Ofrezco un espacio físico en Dublín para ello, por lo que mi actividad no tendría mucho sentido en España, dado que mi objetivo a través de mi empresa es que esta sea un vehículo de ayudas para expatriados. Tanto mi experiencia profesional última como mi modelo de negocio están enfocados en la actualidad a dar apoyo y ayuda a aquellos que emprenden la aventura de crecer profesionalmente fuera de sus fronteras, y esto solo puede realizarse en los países destino.

¿Viajas a España a menudo?
Por suerte durante estos dos últimos años he podido viajar a España con frecuencia, ya que al ser el director de los proyectos gestionado por mi propia empresa me he permitido desplazarme con frecuencia a España. Para mí es muy necesario mantener vivo el contacto con la familia en España, por lo que he priorizado siempre poder regresar a visitar a los míos.

¿Has conocido a más españoles en tu destino? ¿Cuál es su situación?
Aunque en general la experiencia de los españoles es satisfactoria, el recién llegado sí menciona como problemas el acceso a la vivienda y la necesidad de contar con un soporte a la llegada que le facilite la búsqueda de empleo. Una vez consiguen superar la llegada y la incorporación al mercado de trabajo y forma de vida en Irlanda, por lo general se integran en la vida irlandesa y refuerzan la relación con los grupos de españoles que residen en Dublín e Irlanda. También hay que indicar que algunos de ellos, tras un aprendizaje de inglés y una experiencia profesional aquí, vuelven a España a reincorporarse en el mercado laboral. En todos los casos detectamos como hemos comentado anteriormente que es muy necesario y conveniente tener conocimientos previos sobre el destino elegido, y por supuesto también contar con un colchón económico suficiente. No es aconsejable venir con una situación económica límite.

¿Has encontrado alguna dificultad especial en tu destino?
En mi caso el idioma fue mi principal barrera, dado que mi nivel cuando llegué era muy bajo, sin haber practicado el inglés desde que finalicé mi carrera universitaria. En cuanto a horarios, clima y comida es innegable, que hay un contraste con el modo de vida y condiciones de España, pero tras un período de adaptación consigues incorporar a tu día a día esas especificidades propias del modo de vida irlandés.

¿Cómo está siendo tu aventura empresarial con Helpingnetworks?
Es una nueva aventura diferente a la anterior, hemos cambiado el destinatario de nuestro soporte. Anteriormente eran aquellos que buscaban una oportunidad laboral en Irlanda, en cambio ahora a través del coworking queremos ofrecer una oportunidad a emprendedores y freelance que quieran comenzar su actividad empresarial aquí. Como todos los comienzos, exigen renovar las ideas y ofrecer un buen servicio para fidelizar a los clientes. Ya contamos con usuarios de nuestro espacio y esperamos pronto poder colaborar con organismos, empresas e instituciones españolas que quieran utilizar nuestros servicios como espacio coworking