Sábado, 18 de Noviembre de 2017

ENTREVISTA: DAVID CASAREJOS

“El Gobierno necesita hacer un esfuerzo para conocer las necesidades de los emigrantes”

David Casarejos, Consejero por Reino Unido, defiende junto a su equipo los intereses de los españoles que viven en las islas británicas.
David Casarejos, Consejero por Reino Unido, defiende junto a su equipo los intereses de los españoles que viven en las islas británicas.

David Casarejos, Consejero por Reino Unido, defiende junto a su equipo los intereses de los españoles que viven en las islas británicas. Su juventud y ganas de hacer cosas nuevas ejemplifican a la perfección el relevo generacional del CGCEE.

David, ¿qué conclusiones extrajiste del último Pleno del CGCEE?
Fue mi primera vez allí y no sabia exactamente que me iba a encontrar. Había leído y oído comentarios acerca del funcionamiento y de la composición, pero en parte todas estas preconcepciones cambiaron cuando llegué allí y vi que había más gente joven y más mujeres de las que esperaba. En cuanto al contenido, creo que la primera reunión fue más protocolaria y de presentación, con poco trabajo real. Me interesaron mucho las ponencias de los consejeros de las diferentes Comunidades Autónomas, así como de los sindicatos, y ciertamente me pareció muy curioso que no participaran en las discusiones los miembros presentes de la CEOE.

La participación de los partidos políticos me pareció que en cierta manera era simplemente protocolaria y sus discursos creo que se parecieron mucho a los que han hecho en el pasado. Tengo que decir, eso sí, que éstos contactaron tras la reunión para mostrar su interés en el caso de los emigrantes en Reino Unido ante el Brexit e, igualmente, su intención de mantener un contacto fluido. Me hubiera gustado más representación del arco parlamentario, así como la asistencia de la ministra.

¿Cómo crees que puede mejorar la dinámica del Pleno? 
Creo que hay un margen de mejora inmenso, sobre todo en lo que se refiere al trabajo continuo de Comisiones. Ahora mismo podemos trabajar como equipos desde lugares remotos y así facilitar e incrementar el volumen y la calidad del trabajo que hacemos. Hay que empujar por la conectividad entre los consejeros y que al Consejo vayamos a refrendar el trabajo hecho durante el año.

¿Qué necesidades detectas entre los españoles que se relacionan con vuestro CRE?
Hay dos tipos de españoles en el Reino Unido. Por un lado están los que llevan mucho tiempo y están asentados. Y, por otro los emigrantes que han llegado en los últimos tiempos, con necesidades muy distintas. Estos últimos, los “emigrantes económicos” propiciados por la crisis, en general no se registran y en muchos casos solo se acuerdan del Consulado y de las organizaciones españolas en casos de emergencia. Y si bien el acceso a la información es escaso para los recién llegados, a veces hay cierta falta de interés por enterarse de sus derechos y obligaciones, lo cual contrasta con aquellos más veteranos.

¿Es el Brexit la principal preocupación de los españoles allí?
Sí, ahora mismo la necesidad numero uno es la referente a los derechos tras el Brexit. Hay mucha desinformación y muchos “expertos” dando opiniones no fundadas de lo que va a pasar… Lo cierto es que nadie sabe el escenario que vamos a tener después de marzo de 2019. Tener información clara y concisa es lo que ahora mismo se necesita para acabar con este periodo de preocupación en el que llevamos desde marzo de 2016.

¿Qué más necesidades tenéis?
Las hay más especificas en el Norte del Reino Unido, en parte debidas a la ausencia de un CRE en el pasado, que origina que a diferencia del Sur o Irlanda, no tengamos aulas ALCE, a pesar de contar con grupos muy activos como ALBA en Edimburgo o Familias de Glasgow. Estamos trabajando por lograr estas aulas en las grandes ciudades del Norte de Reino Unido (a Edimburgo y Glasgow, sumamos las ciudades de Liverpool, Manchester, Leeds y Newcastle). Otra necesidad viene del incremento de emigrantes, que no se ha visto, por parte del Gobierno, correspondida en el numero de trabajadores en Consulados o Embajada. Esto trae como consecuencia que haya listas de espera, para algunos trámites, de meses.

¿Qué crees que hay que cambiar más rápidamente en relación a la emigración española?
El Gobierno tiene que tener más en cuenta a la población emigrada y facilitar los trámites. No es de recibo que en 2017, cuando todo lo haces online, los tramites consulares en gran medida sean presenciales, con lo que ello implica. El Gobierno necesita hacer un esfuerzo en conocer nuestras necesidades, y cuando hay un incremento de emigrantes que se ofrezca un incremento acorde en los Consulados. También sería importante la reapertura de Consulados, como es el caso de Manchester, que sería ideal para las decenas de miles de españoles que residen en la franja central de Reino Unido, a más de cuatro horas en coche de Edimburgo y Londres.

También detecto una falta de interés en los medios de comunicación mayoritarios por mostrar el trabajo de CGCEE. Y quizás esa falta de interés en que se conozcan más nuestras necesidades es porque no hemos sabido que surja una necesidad de informar sobre nuestra función. Pero no solo hay que pedir al Gobierno. También a los que emigramos, que muchas veces pecamos de falta de interés por conocer los servicios que se nos ofrecen o cómo podemos ayudar individualmente a que estemos mejor presentados. Un buen ejemplo es la falta de interés en instituciones ciudadanas como los CRE. 

¿Quiénes formáis el CRE y cuál es vuestra motivación?
El CRE esta formado ahora mismo por miembros que vivimos en Edimburgo, Manchester, Glasgow, Liverpool y Leeds. Pero aparte de los consejeros estamos formando grupos de trabajo para facilitar el llevar nuestro programa a cabo. Tenemos desde una oncóloga (Almudena Cascales), a miembros de la Universidad (Mari Cruz García y Ana Pardo), pasando por informáticos (Chema Illanes), diseñadores gráficos (Miguel Rodríguez), profesores (Nacho Márquez), y cubrimos igualmente un amplio abanico de experiencia en Reino Unido, desde los 25 años de Juan Ávila, a compañeros que son fruto de la nueva emigración.

La motivación es prácticamente igual a la del resto de los CRE. Queremos defender nuestros derechos y conseguir mejores servicios para los españoles y sus hijos, como por ejemplo las aulas ALCE. La gran diferencia frente a otros CRE es la situación especifica en Reino Unido con el Brexit. Por eso hemos creado vías de comunicación con diferentes grupos y organizaciones en Reino Unido para tener una mejor información y defensa de nuestros derechos.