Lunes, 23 de Octubre de 2017

ENTREVISTA: EDUARDO PAHINO

“Falta voluntad política para aprovechar el potencial de los españoles en el exterior”

Desde su privilegiada atalaya de la República Dominicana, Eduardo Pahino lucha, junto con sus compañeros del CRE, por los derechos de los españoles que viven lejos.
Desde su privilegiada atalaya de la República Dominicana, Eduardo Pahino lucha, junto con sus compañeros del CRE, por los derechos de los españoles que viven lejos.

Desde su privilegiada atalaya de la República Dominicana, Eduardo Pahino lucha, junto con sus compañeros del CRE, por los derechos de los españoles que viven lejos. Su espíritu inconformista y sus ganas de mejorar la situación de sus compatriotas son conocidos en el mundo entero y, por ello, no es de extrañar que Eduardo sea un referente para otros muchos CRE.

Antes de nada, ¿qué te pareció el último Pleno del CGCEE?
Fue un pleno peculiar, algo improvisado y lo que sucedió en las comisiones y la elección de los presidentes lo evidenció. El pleno dejó en evidencia la composición de la nueva emigración con la presencia de consejeros y consejeras jóvenes, especialmente de Europa, aunque también de Ecuador y Estados Unidos. Asimismo, hubo un relevo generacional en Australia y, como es lógico, también reflejan el pensamiento político- social que se evidencia en España

La reelección del anterior presidente Eduardo Dizy fue una buena decisión, ya que realiza su función con cabalidad y mesura, lo cual no es fácil dado el número de personas que asisten a los plenos y el manejo del mismo requiere altas dosis de paciencia y de tolerancia. Entre las ausencias se echó de menos a muchos consejeros, algunos que no voy a citar porque lo hicieron de forma voluntaria. Para mi, la mas notoria fue la de Ángel Capellán, un gran Consejero por sus aportaciones al CGCEE que perdió las elecciones en Nueva York. Otros que yo personalmente echaré de menos son los consejeros situados a mi izquierda Miriam Herrero y Francisco Ruiz, de Suiza y a mi derecha, a Concepción Cabanillas de Panamá, excelentes consejeras y consejero.

¿Percibiste algún avance significativo?
Aparte de la refrescante nueva composición, fue más de lo mismo. No me gustó la forma en que se eligieron los presidentes de las comisiones, creo que faltó diálogo y comunicación, por lo menos en lo que atañe a la comisión socio-laboral. Algo que sí hubo después, dado el buen talante del director de Emigración, Ildefonso de la Campa, para conformar una comisión permanente integradora. Es cierto que me hubiera gustado que en la permanente hubiera estado Eva Foncubierta, pues aparte de ser una gran consejera, representa a un importantísimo colectivo como es el de retornados. No olvidemos que la política del Estado debe tener como horizonte el retorno de sus ciudadanos y ciudadanas al hogar patrio. En este pleno es de reconocer el excelente trabajo de los medios de comunicación especializados en la España exterior y también quiero dedicar un pequeño reconocimiento a los trabajadores del Ministerio de Empleo y Seguridad Social que, encabezados por su subdirectora Yolanda Gómez, realizan un trabajo encomiable.

¿Cuál crees que es el principal problema del CGCEE?
Básicamente la falta de voluntad política  por parte del actual gobierno de resolver los problemas de la España exterior y también la falta de “proyecto país”. España no es consciente del potencial humano, social y empresarial que tiene en el exterior y sus instrumentos de actuación son anémicos y obsoletos, a pesar del enorme esfuerzo de diplomáticos, funcionarios y trabajadores que realizan su trabajo con poco presupuesto, poco personal y déficit en instalaciones.

Lamentablemente me temo que la inconsciencia y la falta de visión no es solo del actual gobierno, sino que los partidos de oposición tampoco muestran, aparte de palabrería, mucho interés. Resulta increíble que no se pongan de acuerdo para derogar el voto rogado y no lo hacen porque no tienen el mas mínimo interés en resolverlo. Hicieron la reforma ignominiosa y ahora se encuentran con miles de jóvenes, la generación mas preparada, saliendo fuera de España. En vez de hacer políticas de afección, las hacen de desafección impidiéndoles votar, a ellos y a todos nosotros. Todo esto, en contra de la opinión del PP del exterior, del PSOE del Exterior, de los CRE, del movimiento asociativo y del propio CGCEE… Un desastre total.

¿Que necesidades detecto entre los españoles que se relacionan con nuestro CRE?
Son muchas y variadas. Tenemos los problemas generales comunes a todos los ciudadanos y ciudadanas en el exterior, como nacionalidad y voto rogado. El censo de españoles crece sin parar y el consulado no da abasto en ofrecer servicios. En general los servicios tardan mucho, pero es especialmente grave la tardanza en obtener el primer pasaporte para los recién nacidos. El consulado necesita urgentemente aumentar su presupuesto y su personal. En este consulado no solo hay los servicios habituales de los consulados, sino que se expiden visados a los dominicanos y está absolutamente saturado, obligando a sus trabajadores, funcionarios y diplomáticos a un sobreesfuerzo abrumador.

La asistencia sanitaria  es otra de nuestras necesidades, echamos de menos la aplicación del decreto 1075/1970 que regulaba la asistencia sanitaria para los trabajadores por cuenta propia y ajena y sus familiares. En materia de pensiones, la comunidad española esta especialmente molesta con la derogación del complemento a mínimos que convierte nuestras pensiones contributivas en casi no contributivas. Consideramos que es una discriminación el cambio de monto en función del lugar donde se resida. También consideramos una discriminación que no se convoquen los viajes del Imserso a diferencia de lo que si se hace en Europa.

Consideramos igualmente que la norma que establece que los hijos españoles cuyos padres hayan nacido en el extranjero tengan que reafirmar la nacionalidad, es un absurdo que perjudica al ciudadano cuando la norma debería ser al revés. También hay una especial demanda en cuanto a la obtención de nacionalidad para los cónyuges de españoles con mas de 10 años de casados.

Son reivindicaciones ya antiguas, desde luego…
Pero hay más, como el cambio normativo de rebajar la sección de empleo y Seguridad Social a una simple oficina. Esto se interpreta como una devaluación de su representación ante las autoridades dominicanas. Por último, la comunidad demanda una acción urgente por parte del Estado español para que negocie y firme un convenio bilateral en materia de residencia con las autoridades dominicanas. Este CRE que tengo el honor de presidir entiende, como lo entiende la comunidad española, que las obtención y renovación de residencias debe ser reciproca tanto en los requisitos como en el monto económico con respecto a los ciudadanos dominicanos residiendo en España. Un convenio en esta materia representaría el acabar con el galimatías de requisitos y la masacre económica que supone la obtención de la residencia y sus múltiples renovaciones. Asimismo, entendemos que debe haber una acción por parte del Estado en la obtención de visas de trabajo para los trabajadores e inversionistas que desean trabajar o que ya lo hacen en la República Dominicana, facilitando un acuerdo con el Estado dominicano que simplifique dicho tramite.

Es especialmente grave la particularidad que se da en casos de menores de edad, quienes deben viajar a España a buscar la visa para luego obtener la residencia, por no contar con ningún mecanismo que facilite la obtención en la RD. Es alarmante que un menor de edad no pueda obtener esos documentos  sin tener que estar fuera del país y lejos de su familia por un periodo de tiempo demasiado largo.

Aprovecho la oportunidad que me ofrece La Región Internacional para hacer un nuevo llamamiento a los ciudadanos españoles residentes en la República Dominicana para que no dejen vencer sus pasaportes o que no los dejen acercarse a su fecha de vencimiento. Que sepan que hasta un año antes de su fecha de vencimiento se puede renovar, esto evita el sofoque de no tener el pasaporte a tiempo porque lamentablemente el servicio de citas esta saturado.

¿Qué crees que hay que cambiar más rápidamente en relación a la emigración española?
Lo primero que hay que hacer es que las autoridades y los representantes del poder político entiendan que saben poco o casi nada de la España exterior y que escuchen a sus representantes y que se aborden los problemas en vez de posponerlos o ignorarlos. Para esto hace falta voluntad política, que se tome en serio el potencial de la España exterior, lo cual no es un problema, sino que puede ser una solución real si se aprovechan las energías del enorme potencial humano, cultural y empresarial que tenemos en el exterior. Por nuestra parte ya está casi todo dicho, esa es nuestra función, resolver le compete a los poderes públicos.

Eduardo, ¿quiénes formáis el CRE y cuál es vuestra motivación?
El CRE es un órgano político de representación institucional que representa a los ciudadanos. Cualquiera puede ser un gran consejero miembro de un CRE, solo hay que tener vocación de servicio, saber escuchar, proponer, informar y colaborar son las tareas básicas de un CRE. Es el medio que los ciudadanos tienen a disposición como una defensa colectiva o individual ante situaciones que requieren especial atención y que encallan en las ventanillas de un consulado, bien porque los reglamento no lo contempla o bien porque no todos los ciudadanos saben explicarse o por el motivo que fuese.

El CRE de la República Dominicana lo componen Antonio Sánchez, secretario del CRE, gallego, residente desde hace cinco años, empresario, con amplia experiencia en gestión, joven y altamente cualificado. También contamos con Luis Olalla, joven abogado laboralista, nacido aquí, digno representante de la comunidad española del Valle de Constanza y de los españoles y sus descendientes traídos por el convenio firmado por Franco y Trujillo en 1955.

José Ignacio Rodríguez es un joven abogado especialista en temas de nacionalidad, desempeña un papel importante de asesoría al ciudadano. Alejandro Martínez, por su parte, es un joven empresario del sector de las energías renovables, también descendiente de los españoles del convenio Franco -Trujillo, organizador y defensor de los españoles de las provincias del nordeste, Nagua y Rio San Juan.

Rosa Vieira, gallega, de profesión Arquitecta, veterana activista social con amplia experiencia en el CRE. José francisco Terrero Galarza, catedrático de química, ex vice-rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), adquirió su nacionalidad por la ley de memoria historia, exponente de los nuevos españoles y con una extensa experiencia política y académica en el mundo de la cultura y la universidad.

Todos los miembros del CRE cuentan con el respaldo y apoyo de nuestra organización "Asociación Españoles en el Mundo" y con el respaldo de nuestras comunidades.