Martes, 13 de Noviembre de 2018

Emigrantes venezolanos crean en Carballiño una asociación para la integración

Un grupo de inmigrantes constituye en estos momentos la Asociación de Venezolanos en Carballiño con la intención de ayudar a los compatriotas que se están afincando en el municipio, buscando un trabajo y una mejor calidad de vida. Nakary Agüero es una de las impulsoras de este proyecto a raíz del incremento de inmigrantes en los últimos años, que necesitan mucha información y ayuda para iniciar su nueva vida. "La idea inicial de la asociación era la programación de actividades culturales, pero nos hemos dado cuenta que necesitan información y toda la colaboración que podamos prestar para conseguir su reinserción laboral y social, también para tramitar su residencia en este país y las ayudas que puedan obtener de la Xunta de Galicia y esperamos que pronto también del Concello", señala Nakary Agüero, que vive junto con su marido desde hace 12 años en Carballiño, el lugar de nacimiento de su suegra, y en donde regentan dos tiendas de "chucherías".

En los últimos dos años se han asentado en la villa del Arenteiro 700 venezolanos, de los cuales, en torno a un 25% ya tienen legalizada su residencia, mientras el resto está en proceso de tramitación, ya sea solicitando asilo político, por arraigo familiar (cuando otra persona depende de su manutención), o un visado humanitario porque sufren algún tipo de persecución social o de género, según apuntó Agüero. "Antes venían los retornados, ahora son venezolanos que vienen escapando, no tienen rumbo, no saben lo que les va a pasar, sólo huyen del hambre, y aquí tienen mucho que aprender porque todo es diferente", señala.

Quienes han encontrado trabajo se dedican fundamentalmente al cuidado de mayores y niños, limpiando casas o en labores agrícolas, mientras que los que están en situación regular ya pueden acceder a un empleo en el comercio y hostelería, que son los más habituales. 

El grupo municipal del PSOE, que gobierna el Concello de Carballiño, anuncia que presentará una moción mediante la que propondrá elaborar un plan de inmigración, centrado especialmente en el colectivo de venezolanos, debido a que es el que experimenta un mayor crecimiento en los últimos años. Los socialistas persiguen con ese plan la integración social y laboral, en colaboración con Cáritas y Cruz Roja, facilitándoles asesoramiento y ayuda. Para ello, el Concello dispone de una partida de emergencias de 20.000 euros.