Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

RETORNO: UN REGRESO LLENO DE PROYECTOS E ILUSIONES

Retornados: muchos vuelven con ilusiones y proyectos que ponen en marcha en Galicia

En 2017 retornaron un to­tal de 6.202 gallegos, de los que 1.200 lo hicieron a la provincia de Ourense. La de Ourense es la tercera pro­vincia con más retorno después de A Coruña y a solo 400 retornados de Pontevedra.

El retorno de emigrantes no solo es importante por el regreso a la tierra de origen, sino que también lo es porque en muchos casos le hace cargados de ilusiones y proyectos. La ju­ventud, formación y expe­riencia importada de otros países de acogida hace de Ga­licia un país, más fuerte y competitivo.

Los emigrantes retorna­dos, al igual que el resto de gallegos nacidos en la Galicia territorial, son el presente y el futuro del crecimiento eco­nómico, empresarial y demográfico de la Comunidad Autónoma.

Por países, 532 retorna­dos lo hicieron desde Vene­zuela, 158 desde Suiza, 98 desde México, 61 de Alema­nia, 59 desde Francia, 48 desde Brasil, 36 de Cuba, 31 desde los Estados Unidos de Amé­rica y 30 desde Panamá. La provincia de Ourense es, con 532 personas, la segunda en recepción de retornados de Venezuela, por detrás de A Co­ruña, a donde regresaron 975, y por delante de Pontevedra y Lugo.

Por otro lado, el retor­no creció en la provincia de Ourense un 82,65 % entre 2009 y 2017, pasando de 867 a 1.200 personas. De 2016, cuando registró un retorno de 921 personas, lo que supone que en 2017 la cifra aumentó un 30,29%.

Retorno de los jóvenes

Este crecimiento en el retorno de los emigrantes en Ourense es especialmente importante entre los más jóvenes. El porcentaje en menores de 65 años aumentó un 81,72%, pasando de los 465 de 2009 a los 845 de 2017. Los meno­res de 45 años crecieron un 148%, de los 204 de 2009 a los 506 del pasado ejerci­cio. De entre 16 y 54 años, es decir, en edad laboral y todavía con años laborables por delante, se incrementaron un 132,30%, pasando de los 245 de 2009 a los 508 de 2017.

El grupo de edad cuyo retorno más aumentó en los últimos ocho años fue el de menores de 15 años, que se disparó un 285%, de los 40 que regresaron en 2009 a los 154 que lo hicieron el año pasado.