Jueves, 13 de Diciembre de 2018

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ensalzó la figura de Rodolfo Prada Chamochín

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ensalzó la figura de Rodolfo Prada Chamochín cuya trayectoria, aseveró, contribuye a incrementar nuestro orgullo colectivo. Durante la celebración del XXXVIII aniversario de su fallecimiento, Feijóo se refirió a Rodolfo Prada como un luchador contra el olvido “que logra que aquel Daniel Castelao que había arribado a las Américas con la tristeza de perder el sueño de Galicia y con la imagen aún viva de tantos amigos y compañeros que habían sido víctimas del odio incivil, resurja como gran patriarca de la galleguidad”. Y como un luchador de la esperanza, que consigue que el Buenos Aires de aquel tiempo no sea una capital de expatriados que capitulan y de emigrantes que desfallecen en medio de la nostalgia, sino una auténtica capital de la Galicia que espera el momento de reiniciar su camino.

A lo largo de su intervención, el responsable del Gobierno gallego destacó también la inmensa fe que Prada Chamochín tenía en los gallegos y que lo llevó a construir “el puente más grande de todos”. “Un puente que aún no fue superado y que resistió el paso del tiempo y de las tempestades: el puente que une América, y especialmente Buenos Aires, con Galicia y por el que hubo un tráfico incesante de esperanza, de orgullo y de ejemplo”, aseveró.

El presidente de la Xunta concluyó afirmando que la coherencia, la solidez y la fidelidad a la tierra que caracterizan la obra de Manuel Buciños, el artista encargado de inmortalizar este aniversario con una escultura, son virtudes que comparte con Rodolfo Prada y con las gentes de Os Peares.

Al acto asistió la nieta de Rodolfo Prada, Elena Prada, llegada a Galicia desde Chile, donde vive. Elena vivió 12 años junto al ilustre galleguista e intelectual gallego, y compartió con su abuelo unas vivencias que han dejado en ella una profunda huella, lo que le produjo una gran emoción en el desarrollo del acto celebrado en Os Peares.