Sábado, 01 de Octubre de 2016

COLABORACIÓN

Ourense destina ayudas a los gallegos en Venezuela

Roberto González, Manuel Baltar y Fernando Pérez, durante su reunión en la Diputación de Ourense.
Roberto González, Manuel Baltar y Fernando Pérez, durante su reunión en la Diputación de Ourense.

El Pazo Provincial acogió ayer el encuentro entre el presidente de la Diputación, Manuel Baltar: el presidente de la Irmandade Galega de Venezuela, Roberto González Pérez, y el vicepresidente de esta entidad, Fernando Pérez Araújo. Los dos representantes de la agrupación venezolana acudieron a la Diputación en busca de una oportunidad para analizar la situación actual de los emigrantes ourensanos en Venezuela, en un momento en el que la situación política y social del país es muy delicada y difícil.

Manuel Baltar les transmitió a los representantes del colectivo la solidaridad de la ciudadanía con los venezolanos y, en especial, tanto con los ourensanos que viven en el país latino, como con sus familiares.

El presidente de la Irmandade Galega de Venezuela reconoció la situación de incertidumbre que está atravesando el país en estos momentos y explicó que afecta a ámbitos tan importantes como el de la sanidad, el empleo, los servicios sociales y la seguridad.

Ante esta situación, Manuel Baltar afirmó que la Diputación de Ourense va a estudiar las posibilidades de un acuerdo de colaboración con la Irmandade Galega en Venezuela, con el fin de ayudar a paliar la situación que están padeciendo muchos de los emigrantes ourensanos que viven en la actualidad en ese país.

La hermandad fue fundada el 12 de octubre de 1960 y con su creación se unieron los tres centros gallegos existentes hasta el momento en el país. La entidad cuenta en la actualidad con dos sedes en el país, una en la ciudad de Caracas y otra a las afueras y es la agrupación que más gallegos reúne en el exterior, encargándose de organizar diversas actividades en coordinación con la Xunta, como la de acercar a jóvenes descendientes de emigrantes a la comunidad.