Domingo, 27 de Mayo de 2018

FORO LA REGIÓN

El mundo rural, la "gran batalla" del líder de Abanca

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, no tuvo reparos para someterse a todas las preguntas que varios de los 400  invitados al Foro La Región decidieron realizar, interesándose por el futuro de las criptomonedas, la inestabilidad en Venezuela y los ataques del chavismo a Escotet, la apuesta por las pequeñas y medianas empresas o las líneas de apoyo para el mundo rural.

Precisamente, sobre este tema, tras una pregunta de Josefina Carrera, de A Merca, el líder de Abanca destacó la "gran batalla" que dio para que una de las "segmentaciones de la compañía fuese Abanca Agro, porque la tierra me tira". Escotet recordó que "lo que pase en el sector primario afecta al resto, porque hay un gran potencial, pese a que se decía que no era rentable, siendo de los que más crecen".

En esta línea, vio con buenos ojos una alianza propuesta por el Colegio de Farmacéuticos para que farmacias y oficinas bancarias creen "sinergias para hacer viable el rural".

Sobre las criptomonedas, cuestionado por la asesoría Lexauria, Escotet señaló que "es un tema que hay que seguir de cerca, aunque con prudencia, ya que la tendencia es que lo digital se imponga".

Aunque ya lo comentó en su discurso, a pregunta de Fran Vázquez, de la Escuela de Ingeniería Informática, sobre los problemas de la digitalización para las personas de avanzada edad, Escotet aseguró "que no habrá barreras".

Parecía obligatoria también una referencia a su país de origen, Venezuela, en una complicada situación y con un presidente, Nicolás Maduro, que ha vertido varias críticas sobre Escotet. "Son botes de humo para distraer la atención de los grandes problemas del país", señaló. Además, afirmó categóricamente que la situación en su país no afectará a Abanca: "Tenemos cortafuegos para ello".

El presidente del Centro Comercial Aberto Ourense Centro, Luis Rivera, se interesó por la apuesta por el comercio urbano. "Nuestro banco apuesta por las pymes y los negocios, ahí tenemos nuestro mayor esfuerzo", dijo.

Por otro lado, Escotet aseguró que la inversión en nuevas tecnologías "no encarecerá los costes para los clientes, sino que se logrará una mayor eficiencia". Además, se comprometió a "ofrecer mejores precios cuanto mayor sea la relación de vinculación" con los clientes.

Un antiguo trabajador de Caixanova, Amadeo Rodríguez, preguntó si Abanca mantiene el espíritu de las antiguas cajas de ahorro. Escotet defendió la labor realizada por estas y garantizó "la cercanía y el conocimiento".

Asimismo, cuestionado por Miguel Mosquera, defendió el "compromiso" con la obra social de Afundación, "que ya es autosostenida".