Martes, 26 de Septiembre de 2017

Miranda destaca la aportación al país de los gallegos asentados en México

El secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, participó hoy en la celebración del Primero de Mayo organizada por el Centro Gallego de México en sus instalaciones del Canal de Chalco, en Iztapalapa, en las afueras del Distrito Federal. A esta celebración acuden cada año más de 4.000 personas vinculadas a Galicia, convirtiéndola así en una de las citas lúdicas y sociales más relevantes de la agenda de la Galleguidad en el mundo.

Se trata de una iniciativa ya tradicional del Centro Gallego de México, presidido por Florencio Gulías, con más de un siglo de existencia, y uno de los grandes referentes de la Galleguidad en el mundo por su sostenibilidad social y económica, además de por su carácter de institución formadora y solidaria entre los gallegos y las gallegas residentes en toda la nación azteca.

El Centro cuenta con una sede central de casi 4.000 metros cuadrados sita en un antiguo palacio de mediados del pasado siglo, con diversas instalaciones culturales y recreativas, entre ellas un salón multiusos de más de 1.500 metros cuadrados, que Miranda recorrió antes de reunirse con las socias y socios, y con la junta directiva de la institución.

34362-c.g.mexico-1o-maio-2017-2

Además, el Centro también es propietario de otra parcela a cuarenta kilómetros del centro de la ciudad –todavía en el D.F.-, de índole más lúdica y deportiva, con cien mil metros cuadrados, donde hoy se desarrolla la Fiesta Campestre, en la que Miranda transmitió nuevamente a la comunidad gallega en México el afecto y admiración de las ciudadanas y los ciudadanos de la Galicia territorial.

Gallegos en México

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística a 1 de enero de 2017, residen en la actualidad en los Estados Unidos de México un total de 13.808 gallegas y gallegos, de quienes 10.643 (es decir, el 77'08 por ciento) nacieron ya en la diáspora. La comunidad gallega es una de las más activas y socialmente relevantes en la sociedad de recepción, y entre sus miembros se cuentan figuras muy influyentes de los ámbitos educativos y empresariales.

El secretario xeral destacó “la importante aportación al país de acogida y a su tierra de origen de los gallegos asentados en México. El papel del emigrante gallego fue fundamental para la construcción, desarrollo y progreso de México, pero simultáneamente mantenía los vínculos intactos con su tierra de origen, haciendo una importante aportación hacia la modernización de nuestra sociedad. Un exponente clave de la capacidad de plena integración sin renunciar a los orígenes”.